Recibe Noticias por Email

Ingresa tu Email:


sábado, 4 de mayo de 2019

Cochabamba: Investigan dos posibles casos de infanticidio


El personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCV) y el personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra de Violencia (FELCC) de Cochabamba realizaron ayer los levantamientos legales de dos cuerpos de infantes. El primer caso ocurrió en la zona de Uspha Uspha, al sur de la ciudad de Cochabamba, y el segundo en la localidad de Capihura, Villa Tunari.

En ambos casos, los investigadores trasladaron los cuerpos a centros cercanos, para practicarles la autopsia de ley.

El primer caso está siendo procesado en el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y el segundo a la morgue de Villa Tunari. Tras recibir los resultados, los policías informarán al Ministerio Público para que ellos tomen medidas en contra los presuntos involucrados en la muerte de los niños. Resultados que tendrían que entregarse hoy.

USPHA USPHA El director departamental de la FELCC, Yuri Tapia, aseguró que su personal se dirigío hasta la guardería San Vicente de Paula, ubicada en el barrio de Minero San Juan, en la zona de Uspha Uspha, al sur de la ciudad, tras recibir el reporte del fallecimiento de un niño de año y cinco meses de edad.

La administradora y las facilitadoras informaron que ellas recibieron al menor a las 8:30 horas y el niño no dejaba de llorar, por lo que lo cargaron en la espalda en un aguayo hasta que quedó dormido, luego lo dejaron colgando en el cabezal lateral de la cama, mientras ellas realizaban otras funciones. 

Horas más tarde se dieron cuenta de que el niño estaba pálido y con saliva en la boca. Inmediatamente lo llevaron al centro de salud cercano, donde reportaron su muerte.

Están detenidas tres personas, la administradora de 53 años y dos faciliadoras de 36 y 23 años. 

El resultado de la autopsia determinaría si existiría un posible caso de negligencia.

CAPIHURA, VILLA TUNARI Los policías de Villa Tunari viajaron hasta Capihuara, distante a dos horas de viaje, por el reporte de la muerte de un bebé de un mes y medio de vida.

Los padres del menor, una mujer de 19 años y un varón de 21 años, indicaron que su hijo estaba durmiendo y que cuando se percataron de que ya no respiraba. En primera instancia los vecinos y familiares no permitieron que se lleven el cuerpo a la morgue, pero posteriormente los padres fueron los que llevaron el cuerpo de manera voluntaria ante el forense.

Ambos casos están en proceso de investigación.