sábado, 24 de noviembre de 2018

Santa Cruz: El narco utiliza mujeres pobres para traficar drogas a Chile


En los últimos seis meses dos equipos de periodistas, uno en Bolivia y otro en Chile, se dieron a la tarea de investigar las situaciones que llevan a las bolivianas a trasegar droga a Chile. En el norte de este país, con el que Bolivia tiene un conflicto que trasciende a principios del XX, las cárceles están repletas de bolivianos condenados por delitos relacionados por el narcotráfico.

En lo que se refiere a bolivianas presas, el 96% es por droga. Estas mujeres son capturadas a diario transportando droga a Chile o son cazadas a medio camino, lo que en Oruro está provocando no solo el colapso del sistema penitenciario, también del judicial, por la acumulación de casos.

La investigación transfronteriza de los diarios El Deber El Mercurio de Antofagasta, La Estrella de Iquique y Connectas -que será publicada este domingo en el suplemento Séptimo Día y el lunes en la web del Diario Mayor, así como en EL DEBER Radio 103.3 FM- realizó una radiografía de la boliviana presa en el vecino país. Esto, a través del análisis de 325 casos de condenadas, cuyos expedientes se encuentran alojados en el sitio web del Poder Judicial de Chile.

Además, los equipos de periodistas, liderados en Bolivia por Nelfi Fernández y en Chile, por Cristian Ascencio, recorrieron las rutas que utilizan las ‘mulas’ y ‘tragonas’ del narco. Ingresaron a las cárceles de Antofagasta e Iquique, así como a Oruro, para conversar con estas mujeres cuyo viaje, por unos cuantos dólares, las condujo a la cárcel y con ello, hundió en el abandono a su familia que, en la mayoría de los casos, es la razón por las que se arriesgan a introducirse al ilícito y perverso mundo del narcotráfico.

Bolivia y Chile no tienen relaciones diplomáticas y la tensión entre sus autoridades es histórica. Después de la demanda marítima boliviana contra Chile en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, la relación ha llegado a su peor estado en lo que va de los últimos 30 años. Tanto es así que la reunión bilateral programada para septiembre de 2018, en la que se discutirían temas fronterizos, entre ellos la lucha contra el narcotráfico, fue suspendida por el gobierno chileno. “No está dado el clima y el ambiente para tener una reunión productiva”, dijo el canciller de este país Roberto Ampuero.

Mientras tanto, las mafias siguen reclutando diariamente a personas pobres en zonas rurales, barrios vulnerables y terminales de buses.