Header Ads

Header ADS

Cochabamba: Quema las manos de su hija e intenta escapar a Chile


Un hombre de 37 años pide disculpas luego de ser acusado de “violar”, golpear y quemar a su hija de ocho años. El sujeto fue capturado por la policía y el juez cautelar de turno lo envió a la cárcel de Quillacollo de Cochabamba por seis meses.

“Pido disculpas, estoy arrepentido (…) Sí, le he golpeado, pero nunca le he violado a mi hija’”, afirmó el acusado en su defensa, tras su audiencia.

Agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) lograron detener al sujeto el fin de semana, luego fue enviado a la cárcel mientras que la niña resultó tener un impedimento de 10 días por las graves agresiones que sufrió.

“Este tipo es el padre biológico de la niña de 8 años, vejó a su hija, la flageló dejándole con 10 días de impedimento. Ahora la niña necesita ayuda psicológica y médica por las marcas de los golpes y las quemaduras”, confirmó el director Nacional de Derechos Humanos y Control Social de Cochabamba, Hugo René.

La tortura a la que la niña fue sometida dejó boquiabiertos a toda la población de Capinota-Quillacollo, ya que a su corta edad de ocho años, el acusado supuestamente le trataba como si fuera su mujer. Según la denuncia, todo ocurrió el sábado de la semana pasada, mientras el municipio estaba en plena fiestas.

Aprovechando que la madre está trabajando en España, el sujeto hacía lo que quería en la casa.

El fin de semana se fue a tomar con sus amigos todo el día y al llegar a su casa, obligó a la niña a preparar la comida en una cocinilla a leña y como no podía cocinar bien con sus pequeñas manos, la golpeó sin contemplación.

Atenido a su borrachera, el energúmeno no se conformó con agredirla físicamente, sino que “para que aprenda a cocinar” le agarró de las manos y la puso ante las llamas vivas provocando quemaduras de primer y segundo grado ante sus gritos y su llanto desgarrador de la niña.

La pequeña huyó para pedir ayuda de los vecinos que la llevaron a las oficinas de la Policía. Los agentes del orden lo aprehendieron el domingo, cuando el sujeto intentó huir rumbo a Chile, pero fue interceptado en plena fuga.

No obstante, la Dirección Nacional de Derechos Humanos y Control Social de Cochabamba, fue quien inició el proceso penal, ya que ni la Defensoría de la Niñez de Capinota ni la Alcaldía del lugar intervinieron en el caso por estar en fiestas regionales, según medios locales.

Posteriormente, se conoció que la menor también fue agredida sexualmente con anterioridad y que, además, como escarmiento, la niña era bañada con agua hirviendo y golpeada con el cuero de cinturón si se atrevía a llorar o a denunciarlo.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.