Recibe Noticias por Email

Ingresa tu Email:


sábado, 28 de diciembre de 2019

Cochabamba: Violencia sin límites en el Trópico; hombre quema viva a su pareja


El rostro rojo y sin piel, las manos y los brazos negros por las quemaduras, el cuerpo semidesnudo y golpeado, así quedó Sonia Mamani, de 23 años, luego de que su pareja le prendiera fuego, quien dice que la mató en un ataque de celos.

El escenario es, una vez más, el Trópico de Cochabamba, donde también se suscitó el feminicidio de Florinda Molina el 14 de diciembre de este año y el intento de feminicidio a una joven de 18 años por parte de su enamorado.

En este caso, el agresor Amadeo M. E. de 24 años y su concubina vivían hace cinco años en un cuarto en alquiler en Ivirgarzama. 

La pareja tenía dos niños, una mujer de cuatro años y un varón de dos.

La noche del sábado asistieron a un bautizo. El domingo a las 06:00 llegaron a su dormitorio y luego de una discusión por celos, el hombre golpeó y pateó a la mujer. No satisfecho con ello, la arrojó bajo la cama y la roció con gasolina para luego prenderle fuego.

Los dueños de casa, alertados por los gritos de la mujer ingresaron al dormitorio y la encontraron en llamas. De inmediato detuvieron al agresor quien trató de darse a la fuga. 

Debido a que no existe presencia policial en el Trópico, llamaron a los familiares de la mujer, quienes la trasladaron a un centro de salud de Ivirgarzama, pero, por la gravedad de las quemaduras la derivaron al hospital Viedma de Cochabamba. En el trayecto, su cuerpo no resistió las quemaduras y falleció. 

La madre de Sonia contó que el concubino es una persona muy celosa y que constantemente la agredía.

La Fiscalía informó de la detención preventiva en el penal de El Abra por el delito de feminicio. Se consideró que tenía antecedentes por el delito de transporte de sustancias controladas. 

La directora de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Rocío Rivas, explicó que la víctima ya había formalizado una denuncia por violencia doméstica, la cual, no progresó. 

Rivas manifestó su preocupación debido a que la Policía debe constituirse en la escena del crimen para iniciar las investigaciones y certificar que se trata de un feminicidio; sin embargo, en los últimos hechos ocurridos en este sector no se logró recolectar la evidencia necesaria y la directora policial teme que no se pueda dar la máxima sanción a los agresores.

Dicha afirmación fue corroborada por el comandante departamental de la Policía, Jaime Zurita, quien adelantó que pedirá a la gobernadora de Cochabamba, Esther Soria, una reunión con los dirigentes para el ingreso al Trópico.

Hace dos semanas, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, aseguró que los uniformados ingresarían a la región el Trópico, sin embargo, aún no lo hicieron.