Header Ads

Header ADS

Santa Cruz: Los cuerpos de dos jóvenes desaparecidos fueron descuartizados y quemados


El testimonio de uno de los prófugos por este doble crimen reveló detalles escabrosos sobre la muerte de Freddy Claros Arauyco (21) y Edwin Barrionuevo Cayo (23). Ambos jóvenes fueron descuartizados y luego sus cadáveres incinerados.

“Yo no participé del hecho, a mí solo me mandaron a traer gasolina, el que los mató fue mi hermano Eladio Rojas Alba, utilizando un arma de fuego (escopeta), para luego descuartizarlos y quemarlos con leña y gasolina hasta dejarlos ceniza”, relató el hijo de Juan Rojas Alba, el mototaxista David Rojas Rosel, corroborando lo que dijo su padre el día en que los familiares de las víctimas del crimen lo obligaron a llevarlos hasta el sitio donde estaban los restos.

En el informe policial sobre lo ocurrido, se detalla que Juan Rojas logró escapar cuando era llevado hasta el lugar donde fueron encontrados los restos, presuntamente de los jóvenes reportados como desaparecidos el 9 de octubre.

David fue testigo de lo que sucedió con su padre, debido a que este lo llamó cuando una turba, movida por los familiares de los asesinados, lo habían obligado a contar lo ocurrido, delatando a su hermano que también está prófugo.

El informe policial establece que los hermanos Eladio y Juan Rojas Alba son buscados como los principales sospechosos del doble crimen.

El Ministerio Público ha iniciado una investigación de oficio y en las primeras pericias indagatorias, ha pedido que un perito en antropología forense del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) haga una revisión de los restos óseos encontrados, para confirmar o descartar si son humanos.

De igual forma estos estudios permitirán saber la data de la muerte, la edad de los fallecidos y la posible causa de su deceso.

Vínculos narcos

El crimen de los dos jóvenes en la comunidad Surutú, en el municipio de San Carlos, comenzó a demostrar vínculos con el narcotráfico ante el hallazgo de semillas de marihuana en el lugar donde vivían los prófugos.

Así lo indican los informes policiales tras las requisas a los ambientes que usaban los hermanos fugitivos.

Una segunda muestra de que este crimen tiene vinculación a los negocios ilícitos del narcotráfico, es que los jóvenes desaparecidos trabajaban en los cocales cercanos, siendo que la zona está prohibida para este tipo de cultivos y las autoridades antinarcóticos han informado que la hoja de coca que se produce allí es 100% utilizada para la elaboración de cocaína.

El martes se conoció de forma extraoficial que en el lugar donde se presume escaparon los hermanos Rojas hay súbditos colombianos y venezolanos operando fábricas de cocaína.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.