Header Ads

Header ADS

Cochabamba: Hallan partes de un cadáver descuartizado repartidas en un radio de 800 metros (ver fotos)


Parece sacado de una película de terror, pero ocurrió al norte de Quillacollo (Cochabamba). Encontraron tres restos humanos (cabeza, brazo y pierna) durante 18 días, desde el 31 de mayo, todos en una zona que abarca unas ocho cuadras.

Los tres macabros hallazgos consternaron a los quillacolleños debido a que temen que una persona con problemas mentales ande suelta y otros asumen que se trata de un ajuste de cuentas. Actualmente, realizan estudios de ADN y de tejidos, datos claves para verificar si las partes del cuerpo pertenecen a una misma persona.

Además, pretenden identificar a la víctima puesto que aún no hay familiares o amigos que se hayan apersonado con la intención de identificar al fallecido o hubiesen reportado una desaparición. El propósito también es encontrar al autor o autores y esclarecer las causas del crimen. 

En tanto, las autoridades policiales no descartaron que las partes del cuerpo pertenezcan a una misma persona. Los miembros van apareciendo a cuentagotas y siembran terror en la población. 

HALLAZGOS 

Vecinos encontraron una cabeza humana cercenada al interior de un yute amarillo en una jardinera de la avenida Waldo Ballivián y calle 20 de Diciembre, cerca de las 12:30 del 31 de mayo.

De acuerdo con el informe policial, la cabeza sería de un hombre, de entre 45 a 50 años. Tenía un hematoma en el mentón y perdió el globo ocular derecho.

A los 12 días de que encontraron la cabeza cercenada, funcionarios de limpieza hallaron el brazo izquierdo de una persona en medio de la basura, al promediar las 08:00, en la calle Santa Cruz y 20 de Diciembre. Exactamente a una cuadra del lugar donde realizaron el primer levantamiento. 

El inspector del grupo de barrenderas del municipio informó que una de las mujeres se asustó al encontrar la extremidad superior entre la basura, mientras barría esa calle e inmediatamente dio a conocer el hecho a su autoridad, quien llamó a los efectivos policiales. 


El tercer hallazgo ocurrió el 18 de junio, después de seis días del segundo y a 18 días del primero. Vecinos encontraron el pie y parte de la pierna izquierda de una persona en el sitio arqueológico de la zona de El Morro, a la altura de la calle Litoral y Capitán Arzabe. 

Es un terreno amplio con algunos espacios con matorrales, donde habrían aprovechado para botar esa parte del cuerpo humano. Este lugar está a siete cuadras de donde encontraron la cabeza cercenada y a ocho de donde levantaron el brazo.

Los tres miembros fueron trasladados al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para que se realicen los estudios necesarios con el propósito de identificar elementos que esclarezcan el hecho. 

El comandante regional de la Policía del Valle Bajo, Néstor Villca, informó hace unos días que el informe forense no es específico respecto a la causa de muerte, debido a que no cuentan con todas las partes del cuerpo. “Los peritos están haciendo un estudio científico para comparar y determinar si las piezas son de una misma persona”. 

Presumen que se trataría del mismo hombre debido a la proximidad de los lugares donde dejaron las partes del cuerpo.






No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.