Header Ads

Header ADS

Oruro: Depravado toma como rehen a una joven y la viola (ver fotos)


"Si te mueves o gritas te voy a clavar (cuchillo) en tu cuello, a mí no me importa", fueron las palabras amenazantes que escuchó una joven de 19 años, a quien en ese momento se le heló el cuerpo, al ser protagonista de una pesadilla que nunca imaginó vivirla despierta.

Faltaba menos de una hora para que el lunes 16 de mayo termine. Ella se recogía del trabajo directo a su casa por la calle Camacho, como lo hizo por varios meses. Sin embargo, cuando le faltaban pocos metros para llegar a su domicilio fue sorprendida por un sujeto, cuando subía las gradas.

Él, de aproximadamente 25 años, estaba parado en una de las puertas del sector Oeste de las calles Camacho entre Murguía y Aldana. La joven mujer pasaba por el lugar, sorpresivamente el antisocial la abrazó por la espalda y le dijo con voz vehemente: "Si te mueves o gritas te voy a clavar (cuchillo) en tu cuello, a mí no me importa".

Ella opuso resistencia, pero sintió en el cuello el filo de un cuchillo de cocina. En poder del agresortambién estaba una botella de agua y obligó a su víctima a beberla toda. Siempre amenazada tomó cada sorbo hasta casi terminar el contenido.

En una distracción del sujeto, ella se suelta y logra correr unos metros, sin embargo, el tipo atenido a su fuerza y agilidad la intercepta de nuevo.

La amenaza nuevamente de muerte, para ello saca un segundo cuchillo, uno que le pone en el cuello y el otro en la espalda. La arrincona hacia el pasillo de la Aldana y Murguía, pendiente que no sean descubiertos por los ocasionales transeúntes, hace parecer como si fuesen una pareja de enamorados.

"Me besó a la fuerza, pasó gente y me dijo que vayamos al otro lado. Agarró mis cosas de trabajo y me hizo entrar (a una especie de pasillo sin salida). Eso pasó desde las 23:30 horas", afirmó.

RESCATE

Una vez que pasaba el tiempo y un nuevo día comenzaba, el sujeto aprovechó el silencio de la calle para abusar de su víctima. Pese a consumar el delito, continuaba teniéndola como rehén por más de una hora.

Más tarde, como a las 01:30 horas, uno de los trabajadores del diario La Patria, sale de su fuente de empleo rumbo a su casa que quedaba en la misma dirección que la vivienda de la víctima. Al subir las gradas, percibió a primera vista, que dos sujetos estaban a un costado de su camino y pensó en ese momento que sería víctima de un atraco.

El cuerpo se le paralizó y creyó estar viendo una "película de terror", comenzó a traspirar, se armó de valor y nuevamente observó hacia el sector donde estaban las dos personas. El sujeto lo amenazó para que se pierda, pero al mismo tiempo, escuchó una suave voz que pedía ayuda.

El ciudadano retrocedió, fue a pedir ayuda de su colega de trabajo, ambos subieron las gradas, encontraron a la pareja. El antisocial que la abrazaba con rudeza dijo ser enamorado de ella, sin embargo, el cuento no fue creíble. Uno de los trabajadores del diario La Patria con voz fuerte le habló al sujeto para que suelte a su víctima. Consiguió el objetivo y el antisocial cobardemente escapó armado de un cuchillo hacia el Norte por la calle Camacho, para no ser atrapado. 

La víctima agradeció el gesto de los personeros del periódico y junto a ella, lograron secuestrar uno de los cuchillos que más tarde fue entregado a las autoridades policiales que se constituyeron en el lugar del hecho, donde se hizo el rastrillaje y se recogieron evidencias del hecho criminal.



Con la tecnología de Blogger.