viernes, 8 de abril de 2016

Santa Cruz: Mató a su esposa, la enterró en su celda y se volvió a casar en Palmasola


Ángela Jiménez Morán se presentó este viernes ante la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV) para indicar que es la esposa de Marco Antonio Ramírez, que enterró el cuerpo de su ex mujer en su propia celda en la cárcel de Palmasola, de Santa Cruz.

Jiménez y Morán se casaron en el mismo penal, pero no está claro si la mujer visitó la celda en la que el cuerpo estaba enterrado durante un año.

"Soy su esposa, no tenía conocimiento sobre estos hechos y tampoco hablé con él (después de conocerse la existencia del cuerpo)", dijo Jiménez a los medios de comunicación.

Jiménez contó que conoció a Ramírez cuando iba a visitar a un familiar en Palmasola y que contrajeron matrimonio el 2 de octubre de 2015 en el interior del penal.

"Estoy impresionada con todo esto porque él es una persona muy buena conmigo, nunca me trató mal, nunca fue violento conmigo", sostuvo la esposa.

La actual esposa manifestó que colaborará con la investigación y es por ello que se presentó voluntariamente ante la FELCV.

Ramírez ingresó al penal de Palmasola en 2013 por haber asesinado a María del Carmen Paz, con la que tenía una relación extramatrimonial.

La que era su esposa durante 15 años, Kenia Hidalgo, lo había denunciado por actos de violencia, pero iba a visitarlo al penal para que le autorice la venta de un departamento del que los dos eran propietarios. La mujer lo visitaba cada 15 o 20 días sin anotarse en el cuaderno de registros.

En una de esas visitas Ramírez la mató y luego enterró su cuerpo en su celda, en un hueco que otro reo le ayudó a hacer. Luego ambos taparon la tumba con planchas de cemento.

Ese reo, Marvin Villarroel, contó que le ayudó a Ramírez a enterrar el cuerpo de la mujer en la celda ante la promesa de que recibiría $us 1.000. Aparentemente Ramírez pensaba que su mujer preparaba un viaje al exterior con otra pareja y por eso terminó con su vida.

Como trascurrió un año y Villarroel no recibió el pago, decidió denunciarlo a la Policía, que luego halló el cadáver.