viernes, 20 de noviembre de 2015

Mali: Terminó la toma de rehenes dejando un saldo de al menos 27 muertos


Al menos 27 personas murieron hoy en el asalto perpetrado al hotel Radisson Blu de Bamako, en Mali, donde ya no quedan rehenes, informaron fuentes policiales en el lugar citadas por medios franceses.

Los asaltantes del hotel Radisson Blu ya no tienen rehenes en su poder, afirmó el ministro maliense de Seguridad Interior, el coronel Salif Traoré.

"No tienen rehenes y las fuerzas de seguridad los están buscando", indicó Traoré en rueda de prensa, varias horas después del inicio de la operación comando.


La información se conoce poco después de que en una declaración telefónica a la agencia Al Ajbar, los grupos Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) y Al Murabitun reivindicaran la autoría del hecho en el que 170 personas fueron tomadas como rehenes y la mitad de ellas liberadas horas después.

El comandante del ejército maliense Modibo Nama Traore precisó que diez hombres armados asaltaron el lugar por la mañana exclamando "Allahu Akbar'' ("Dios es grande" en árabe), antes de abrir fuego sobre los guardas de seguridad y tomar rehenes.

Desde el exterior de este hotel de lujo, de 190 habitaciones, se escucharon disparos de armas automáticas. "Sucede en la séptima planta, unos jihadistas están disparando en el pasillo", declaró una fuente de seguridad más temprano.

Además, especificó que los atacantes usaron autos con matrícula diplomática para poder ingresar al edificio.

Ayuda de EE.UU.

Un pequeño equipo de las Fuerzas de Operaciones Especiales estadounidenses ayudó en el intento de rescatar a los rehenes retenidos en el asalto al hotel de lujo Radisson Blu, informó el comando militar estadounidense para África (Usafricacom) en Twitter.

También el gobierno francés envió una unidad especial de las fuerzas de combate a Bamako, anunció el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, en Twitter. Según el ministro, París respondió con ello a una petición de las autoridades malíes.

Varios atacantes asaltaron el hotel de lujo Radisson Blu en Bamako y tomaron como rehenes a 170 personas, de las que 87 fueron puestas en libertad inmediatamente, según el Ministerio del Interior del país africano.