domingo, 4 de diciembre de 2016

Estados Unidos: Voraz incendio en Oakland deja al menos 24 muertos (ver vídeos y fotos)


Al menos veinticuatro personas han muerto y otras 20 se encuentran desparecidas tras el incendio registrado en una sala de fiestas en la que el grupo de música electrónica Golden Donna estaba ofreciendo un concierto en el barrio de Fruitvale, en Oakland, en la Bahía de San Francisco, según ha informado la jefa de prensa de los bomberos de la localidad, Teresa Deloach-Reed. Las televisiones locales informan de que el incendio comenzó a las 23.30 (hora local) por causas que por el momento se desconocen, mientras la sala estaba llena de gente.

"Todavía tenemos que hacer una búsqueda más completa en el edificio y no sabemos el número potencial de víctimas", dijo Deloach-Reed. "Esto es una verdadera tragedia", añadió. El balance inicial elevaba a nueve las víctimas mortales y a 25 los desaparecidos. En la mañana del sábado el sheriff daba la cifra de más de 40 desaparecidos.

"Estamos haciendo una búsqueda preliminar y tenemos conocimiento de hasta nueve muertes. Todavía hay una gran parte del edificio que hay que inspeccionar. En estos momentos, hay 25 nombres de gente desaparecida. No estamos seguros si ya se han desplazado por sus propios medios al hospital o han ido a casa de un amigo. No estamos seguros", subrayó Deloach Reed.

El fuego se desató a última hora del viernes en el barrio de Fruitvale en un gran edificio, en el que había decenas de personas y cuyo techo se desplomó, lo que está dificultando las labores de rescate. Según los bomberos, la mayoría de los fallecidos se encontraban en el segundo piso del almacén, al que se accedía por una escalera temporal. 

Tampoco se tiene clara ła procedencia de todos las víctimas y heridos. Las autoridades están haciendo uso de las redes sociales para tener un listado preliminar de los asistentes. En la página del evento en Facebook, donde la localización se mantiene en secreto, pero sí se puede acceder al programa, hay 293 perfiles confirmados de 685 interesados.

El muro de comentarios se ha convertido en una cascada de condolencias y también de búsqueda desesperada de ayuda para dar con desaparecidos. También se ha creado de manera espontánea un documento compartido de Google Docs en el que se detalla una lista con posibles víctimas y heridos. En la misma se incluye descripción, si está herido, a salvo o desaparecido, persona de contacto, quién es esa persona y, en algunos casos, su perfil de Facebook y número de móvil.

En esta zona la costumbre es salir temprano. Las 10 de la noche es la hora habitual de entrada a los clubs. Mientras que en San Francisco la mayor parte de los locales cierran como tarde a las dos de la mañana en Oakland lo hacen hasta las cuatro, de modo que su vida nocturna, especialmente de música electrónica en fábricas rehabilitadas son una forma ocio nocturno muy común. 

Los amigos y familiares de desaparecidos están citados en la bibioteca César Chávez, en el 2425 de la calle 12 de Oakland, para seguir los progresos del rescate juntos y recibir información oficial a las 17:30 hora local.

El gobernador de California, Jerry Brown ha emitido un comunicado con sus condolencias: "Anna y yo estamos muy tristes por la tragedia de esta noche en Oakland. Nuestros pensamientos están con toda la ciudad en estos momentos tan difíciles y con los familiares y amigos de los afectados". Oakland es el barrio con más población de origen latino de la Bahía y también donde se encuentra una mayor concentración de universitarios dada su cercanía con la Universidad de Berkeley.

La sala, conocida como Oakland Ghost Ship, el barco fantasma de Oakland, era una nave reconvertida en refugio de artistas bohemios, con clara inspiración en el hinduismo, con aire decadente. El colectivo que lo gestiona se denomina Satya Yuga, un término que hace referencia a las cuatro eras de la Humanidad según dicha creencia.

Un total de 55 bomberos participaron en la extinción del incendio, según explicó la responsable de uno de los equipos, Lisa Baker. Esta añadió que los bomberos encontraron llamas en tres puntos del edificio. Las tareas de rescate de posibles víctimas continúan. El edifico es enorme. Va a haber que proceder a recuperar los cuerpos de forma metódica y aclarar dónde empezó el fuego y cómo se propagó", explicó Deloach Reed.

Los bomberos no han encontrado evidencias de que se activaran los detectores de humo durante el incendio ni de que hubieran saltado los sistemas de rociadores de agua, aseguró Deloach-Reed.

"Hacía demasiado calor, había demasiado humo... tuve que salir de ahí como pude", dijo al diario East Bay Time Bob Mule, un fotógrafo y artista que vive en el edificio y que sufrió pequeñas quemaduras. "Sentí literalmente que mi piel se desprendía y que mis pulmones se ahogaban por el humo. No pude conseguir que el extintor funcionara".