viernes, 18 de diciembre de 2015

Tarija: Adolescente muere al cambiar focos navideños

Una descarga eléctrica acabó con la vida de un adolescente en la ciudad de Yacuiba, cuando cambiaba focos navideños en su domicilio, a donde acudió personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) para verificar el hecho e iniciar la investigación.

El comandante departamental de la Policía Boliviana, coronel Walter Valda, informó de manera preliminar que alrededor de las nueve de la noche del miércoles, en un domicilio ubicado en la comunidad de San Isidro, a la altura de la Ruta Fundamental 9, ha perdido la vida un adolescente de 14 años de edad, identificado como Aldo A. G. T. “Lamentablemente, es un joven de catorce años, él estaba armando su arbolito de Navidad y al estar cambiando las luces navideñas, en el cable donde tenían los foquitos de colores, agarra un cable pelado y recibe una descarga, a cuya consecuencia cayó y murió de manera instantánea”, relató.

De acuerdo con otras fuentes policiales, esta escena ocurrió a la vista de los padres, quienes lo ayudaban en acomodar las cosas para que la casa esté arreglada, sin embargo, cuando se dieron cuenta de lo ocurrido e intentaron salvarle, les fue imposible.

La fiscal Carla Salazar se presentó en el lugar para realizar el levantamiento legal del cadáver y, tras la revisión del cuerpo, determina que la causa de la muerte es choque eléctrico, y procede a entre los restos a los padres.

Recomendación

Valda mencionó que cuando las familias se dispongan a trabajar con cables eléctricos, siempre deben tomar medidas de precaución para evitar electrocuciones. “Se debe evitar agarrar cables pelados y, si es posible, recurrir a quienes tienen conocimientos sobre electricidad, para que ellos sean quienes hagan la reparación correspondiente. En cuanto a los cables, si estos están viejos, deben ser reemplazados con el fin de evitar estos hechos lamentables”, manifestó.

PRIMEROS AUXILIOS EN ELECTROCUCIÓN

Cuando una persona se electrocuta, el paso de la corriente a través del cuerpo puede aturdirla, provocando un paro respiratorio o incluso cardíaco. La corriente puede causar quemaduras tanto al entrar como al salir para ir “a tierra”. También puede provocar espasmos musculares que impiden a la víctima interrumpir el contacto, así que la persona puede permanecer cargada eléctricamente cuando usted llega al lugar. Las electrocuciones pueden producirse en el hogar o en lugar de trabajo debido al contacto con fuentes de bajo voltaje o de alto voltaje.

La electricidad causa daño de adentro hacía afuera, por ello que si se ven quemaduras o ampollas sobe la piel, el daño interior será mucho más grave.   

Corriente de alto voltaje

El contacto con el alto voltaje presente en las líneas y tendidos aéreos de alta tensión suele ser mortal en el acto. Si alguien sobrevive sufrirá quemaduras graves. Además, el impacto produce un espasmo muscular que puede lanzar a la víctima a distancia provocando heridas y fracturas. La electricidad de alto voltaje puede saltar hasta 20 metros. La madera seca o la ropa no le protegerán. Debe interrumpir y aislar la energía antes de acercarse a la víctima. Es normal que la víctima quede inconsciente. Cuando sea seguro, abra sus vías respiratorias y controle la respiración; prepárese para realizar respiración artificial y masaje cardíaco. Si la víctima respira, póngala en posición de seguridad y controle los signos vitales: consciencia, respiración y pulso.

Corriente de bajo voltaje

Es la corriente usada en hogares y lugares de trabajo, puede causar daños graves e incluso la muerte. Los accidentes suelen deberse a interruptores, cables o utensilios defectuosos.

El agua supone un riesgo adicional, pues es un buen conductor eléctrico, tener las manos mojadas o estar sobre un suelo húmedo, un aparato eléctrico que en otras condiciones sería seguro, incrementa mucho el riesgo de descarga eléctrica.

En estos casos, interrumpa el contacto entre la víctima y el suministro eléctrico, desconecte el tomacorriente o baje la llave principal. En caso contrario, tire del cable para liberarlo. Si no tiene acceso al enchufe, cable ni llave principal, haga lo siguiente:
  • Permanezca sobre algún material seco y aislante, como una caja de madera, una esfera de goma o una guía de teléfono.
  • Usando algo de madera (como una escoba) aparte las extremidades de la víctima de la fuente de corriente o empuje está lejos de la persona.
  • Si no es posible interrumpir el contacto con algo de madera, pase una cuerda por los tobillos o bajo las axilas de la víctima, con cuidado de no tocarla, y tire de ella para alejarla de la fuente de corriente.
  • Si no queda más remedio, tire de la víctima por alguna prenda suelta y seca. Hágalo como último recurso.
  • Si el herido deja de respirar, administre reanimación cardiopulmonar.