martes, 1 de septiembre de 2015

Perú: Capturan a un boliviano por el ‘robo del siglo’


Juan Pablo Chirinos Vargas es acusado de ser parte de la banda ‘Los Injertos del Altiplano’, que asaltó en el aeropuerto de Juliaca a un blindado que llevaba 123 kilos de oro y $us 3 millones.

Es acusado de pertenecer a la banda ‘Los Injertos del Altiplano’, que operaba en el sur de Perú. Juan Pablo Chirinos Vargas (39) es boliviano y fue capturado en la región de Puno 10 horas después de participar, supuestamente, en el ‘robo del siglo’, perpertrado el viernes en el vecino país. Junto a otras 11 personas, Chirinos presuntamente asaltó un camión de remesas en el aeropuerto de Juliaca y logró sustraer 123 kilos de oro (tazado en $us 4 millones), además de otro $us 1 millón en efectivo y siete millones de soles (cerca de $us 2 millones). Enfrenta una condena de 35 años de cárcel. 

Las autoridades policiales de Perú no tenían el panorama claro sobre los datos de Chirinos. Se dijo que era miembro de la Policía boliviana; sin embargo, la institución policial no confirmó ese dato. 

Medios del vecino país descartaron que el asaltante sea uniformado. Junto a Chirinos cayeron otros dos delincuentes; el líder de la banda, Miguel Ángel Pérez Tirado (37), y Zacarías Yana Quispe (39). Se informó de que nueve están prófugos, de los cuales dos serían bolivianos. 

“La Policía ha recuperado 30 kilos de oro, más de un millón de soles y armas de fuego”, informó el jefe de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), José Lavalle. 

Peruanos y bolivianos

El comandante de la Policía de Perú, general Vicente Romero Fernández, confirmó que la banda está conformada por peruanos y bolivianos, que operaba en el sur de ese país. 

“Tenemos una banda con antecedentes delincuenciales de larga data, que operaba en la frontera con Bolivia”, detalló la autoridad policial, que además dijo que parte del botín no fue encontrado y se presume que los malhechores enterraron el oro y el dinero en propiedades que fueron alquiladas. 

El ‘robo del siglo’ del viernes duró entre 12 y 15 minutos. Fueron 12 hombres armados los que ingresaron en dos vehículos al aeropuerto de Juliaca, interceptaron dos camionetas blindadas de la empresa Prosegur y huyeron, sin dañar a nadie, con los 123 kilos de oro y el dinero en efectivo. La empresa tenía guardia privada sin armas de fuego, ya que en Perú está prohibido portar armamento en los aeropuertos. 

En La Paz, la Policía no se pronunció sobre los antecedentes de Chirinos. Lo único que se conoce es que la institución fue alertada por su homóloga peruana y desde el viernes por la noche se hizo guardia especial en la frontera. 

El fiscal peruano Wilber Cerpa Quispe solicitó ayer nueve meses de prisión preventiva para los tres delincuentes mientras se desarrolla el proceso de investigación. Los asaltantes pueden ser condenados a 35 años de cárcel. 

Sin embargo, el general Romero solicitó que la pena para los delincuentes sea cadena perpetua y pidió que se ejecute la nueva normativa que amplió sanciones para los asaltantes. 

La Policía trabaja en la frontera para dar con los nueve prófugos