miércoles, 2 de septiembre de 2015

Cochabamba: Capturan a banda que robaba autos y asesinaba a personas


El taxista de Colcapirhua Ramiro Mayta Calatayud fue víctima de dos disparos de arma de fuego. Los delincuentes le robaron su herramienta de trabajo: un Toyota Ipsum que manejaba el pasado 17 de agosto.

Después del horrendo crimen, la Policía comenzó a investigar y, al cabo de aproximadamente dos semanas, desbarató la banda “que estaba sembrando terror en Cochabamba”, afirmó el viceministro de Gobierno, Jorge Pérez.

El vehículo fue la pieza clave para atrapar a los avezados malhechores, todos de nacionalidad boliviana. 

Miguel Flores Quispe, alias “Tom”, fue identificado como el presunto líder de la banda.

Los supuestos cómplices son: David Condori Flores, alias “Brus”; Juan Miguel Cruz Cari Cari, alias “Juan”; Juan Carlos Rocha, alias “Carlos”, y Ángel Flores Huanca, alias “Ángel”.

“Todos eran amigos, todos participaban de los distintos atracos agravados, hasta que se produce el asesinato de la víctima”, complementó el Viceministro.

La red delincuencial robaba vehículos “a pedido” y, según la investigación policial, se les atribuye el robo a mano armada de al menos 8 motorizados.

La esposa y familiares de Ramiro Mayta Calatayud llegaron hasta el Comando de la Policía para agradecer al Viceministro por la prontitud con la que se resolvió el asesinato. 

La presentación de los sospechosos fue en conferencia de prensa, junto con el comandante departamental, coronel Luis Aguilar además de las principales autoridades de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

Atracos

Ocho vehículos

La banda, liderada por Miguel Arias Quispe, es acusada de robar ocho vehículos. Los vendían en lugares alejados como indocumentados. El taxi de Ramiro Mayta fue vendido en 17.500 bolivianos.

Zonas

Los criminales operaban con preferencia en las avenidas Blanco Galindo, Víctor Ustáriz y en la calle Antofagasta, así como en Cerro Verde, en la zona sur.

Robaron vehículos Toyota del tipo Hilux, Rap, Corolla y Runner, utilizando armas de fuego, pasamontañas y una motocicleta.

Armas

En la detención de los sospechosos, la Policía se incautó de varios revólveres de distinto calibre y al menos 15 teléfonos celulares de última generación.

También secuestró cuatro tarjetas de débito para realizar transacciones financieras.

El vehículo robado fue ubicado en una zona rural.

Motocicleta.

Para robar los autos tipo taxi, los criminales utilizaban una moto. Atracaban con armas y el rostro cubierto.