El Alto: Hombre fue enterrado vivo para ser ofrendado a la Pachamama como "sullu" - El Policial Bolivia

Header Ads

Header ADS

El Alto: Hombre fue enterrado vivo para ser ofrendado a la Pachamama como "sullu"


El mes de agosto es consagrado como el mes de la Pachamama donde según las creencias, la madre tierra necesita ser "alimentada"; por esta razón, varios creyentes organizan el armado de mesas para darle el tributo. En algunos casos extremos se habla de ofrenda de personas que son usadas como “sullus” para las construcciones.

Es el caso de un joven de nombre Víctor Hugo, quien denunció la mañana de este lunes que lo enterraron "vivo" para presuntamente ser ofrendado como “sullu” a la madre tierra. Este caso ocurrió en un campo baldío de la zona altiplánica de El Alto.

Esta persona contó que, en el momento cuando despertó, no podía realizar movimientos ya que se encontraba dentro de un ataúd y cubierto con arena.

“Me han enterrado vivo, no conozco bien el lugar. Esta mañana me desperté y me di cuenta que no podía moverme más, estaba encerrado, estaba dentro de un ataúd, tuve que romper el vidrio y he visto que bajó la arena; he roto el ataúd para que pueda disminuir la arena y ahí pude salir y me escapado del lugar”, contó la victima que pretendía ser ofrendada como “sullu”.

Víctor contó que, la noche del domingo participó de la pre entrada de la zona de Villa Victoria donde compartió bebidas alcohólicas con su fraternidad de Tobas y tras varias horas, una persona que dijo ser su amigo, se le acercó para ofrecerle un paquete de latas de cerveza y tras este hecho, el sujeto perdió el conocimiento y apareció enterrado en un campo baldío, de acuerdo a su relato.

“Estaba tomando cerveza en Villa Victoria y una persona se me acercó y me dijo soy tu camarada y me invitó un vaso. Luego de eso todo se puso borroso y no me acuerdo lo que pasó”, contó el joven.

Por su parte, otra persona declaró que Víctor se encontraba deambulando por la Ceja de El Alto con el rostro cubierto de tierra.

“El joven estaba todo cementado, la cabeza, el rostro, fue una situación que no puedo decir, la gente es mala porque dicen que es normal eso. Él me ha pedido auxilio, no sabía qué hacer, no sabía dónde ir. Le tuvo que hacer comer para que reaccione”, contó el testigo.

Sin embargo, el hombre que denunció este hecho dijo que la Policía no quiso admitir la denuncia porque el joven estaba en estado de ebriedad.



No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.