Header Ads

Header ADS

Cochabamba: Hallan restos calcinados de dos atracadores que eran buscados por la policía


Dos hombres, con antecedentes policiales, habrían sido linchados y quemados en la comunidad de Iluri Grande, en Tiraque. El Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), en coordinación con el Ministerio Público y la Policía, colectó este miércoles restos óseos para que, con los resultados de las pericias, pueda establecer científicamente la identidad de los fallecidos, aunque los familiares ya reconocieron los retazos de prendas de vestir que había en la zona como las de sus parientes desaparecidos desde hace 14 días.

Omar Osvaldo Gonzáles T. y Gastón Américo R.F., conocidos como El Kachilo y El Américo, son los nombres que se leen debajo del rótulo de “persona desaparecida”, en afiches realizados por la Policía, tras que familiares se apersonaran a dependencias policiales solicitando la búsqueda el 21 de marzo, cuatro días después de las desapariciones. El primero fue sentenciado a 13 años de presidio en el penal de El Abra por tráfico de sustancias controladas, según el mandamiento librado el 29 de abril de 2019 en Cochabamba. A través de ese documento, la jueza ordenó que Gonzáles cumpla la condena que le dieron en noviembre de 2003, pero se encontraba en libertad y presuntamente cometiendo delitos.

¿QUÉ PASÓ EL 17 DE MARZO?

Ese día, Omar y Gastón habrían citado a dos hombres, padre e hijo, en Tiraque supuestamente para venderles una camioneta indocumentada en siete mil dólares, pero les dispararon cuando concretaban la transacción.

El disparo alertó a los comunarios, quienes auxiliaron a las víctimas, que habían llegado desde Sucre con la intención de comprar un vehículo, para su trasladado al hospital de Punata. Además, llevaron a los “falsos vendedores” monte adentro y les quemaron su movilidad, y los habrían golpeado y linchado. Sus restos óseos fueron encontrados junto a llantas quemadas; uno de ellos cerca de un río de la comunidad.

La Policía del Valle Alto intentó ingresar a la zona ese mismo día, pero los pobladores rechazaron su presencia y permitieron su entrada después de unos días, pero no coadyuvaron en las investigaciones como si hubiese un “pacto de silencio” porque “nadie habla del tema”.

El comandante regional del Valle Alto, Vladimir Pérez, informó que realizaron el rastrillaje en quebradas y otras zonas, e incluso con canes especializados, para dar con los desaparecidos. La tarde del martes encontraron restos óseos y pidieron la presencia de peritos, y ayer en la mañana siguieron los actuados investigativos.

Sobre el caso, el subcomandante departamental de la Policía de Cochabamba, Johnny Corrales, acotó que el rastrillaje se realizó en una superficie de entre 600 y 1.000 metros.

Asimismo, la fiscal departamental Nuria Gonzáles, señaló que colectaron huesos pequeños y ropas de vestir quemada; además de un trozo que aparenta ser masa encefálica que será analizado por el IDIF, en la comunidad ubicada a siete kilómetros del poblado de Tiraque.

Aún no hay aprehendidos por las muertes, pero los efectivos continuarán con las investigaciones para esclarecer el caso.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.