Recibe Noticias por Email

Ingresa tu Email:


martes, 21 de mayo de 2019

Cochabamba: Funcionaria que salió obligada rumbo a proclamación del MAS muere en accidente


Abrazos y pésames no fueron suficientes para consolar a los familiares de Milenka Arteaga de Delgadillo, cuyo cuerpo era velado anoche en una funeraria de Miraflores. La funcionaria del Ministerio de Justicia falleció el sábado en un accidente rumbo a la proclamación de Evo Morales. El Gobierno confirmó el deceso de la madre de dos niños e hizo énfasis en que su asistencia al acto en Chimoré “fue voluntaria”.

“Ella fue la luz en mi casa, era alegre, siempre iluminaba con su sonrisa el hogar. Sacaba fuerzas no sé de dónde mi sobrina”, contó sumida en llanto una familiar de Arteaga, llegó desde Cochabamba para la despedida. 

Un comunicado del Ministerio de Justicia, que se emitió anoche, hizo énfasis en que la asistencia de Milenka Arteaga al acto fue voluntaria y que la funcionaria fue auxiliada de inmediato y trasladada en helicóptero a Cochabamba para ser atendida. 

“Los ministros de Justicia, Héctor Arce, y la de Salud, Gabriela Montaño, visitaron a la infortunada para coadyuvar con la atención y atender las necesidades urgentes, esfuerzos que no fueron suficientes para evitar su fallecimiento”, dice el comunicado.

Milenka Arteaga se desempeñaba como secretaria de la Dirección General de Asuntos Administrativos (DGAA), de acuerdo con la nómina de personal del Ministerio de Justicia. El comunicado de la entidad no aclara las circunstancias del accidente que segó la vida de la funcionaria. 

Según los colegas de Arteaga, hay tres versiones sobre el accidente. Primero dijeron que fue atropellada por un camión de alto tonelaje. La segunda versión refiere que la joven cayó de una camioneta en movimiento; y, la tercera, que había sufrido una caída aparentemente menor. 

Su esposo, Boris Delgadillo, también funcionario público, llegó a Chimoré el sábado aproximadamente a las 9:00, según compañeros de trabajo. A esa hora, Arteaga estaba en camino al trópico cochabambino.

“Ella llegó a Cochabamba, vino a la casa; luego yo la acompañé hasta cierta parte y la dejé porque no había paso (en la carretera) para que llegue a su destino”, relató otro familiar. 

Milenka Arteaga deja en la orfandad a dos niños, quienes anoche lloraban la pérdida junto a su padre. Mientras, una larga hilera de compañeros y familiares intentaba inútilmente darles consuelo.

A las 19:30, dos funcionarios de la avanzada del ministro de Justicia, Héctor Arce, llegaron al velorio. A las 20:30 se esperaba a la autoridad, quien horas antes había firmado el comunicado: “Esta cartera de Estado se suma al dolor de la familia doliente a quien acompañaremos, en estos difíciles momentos, con toda nuestra solidaridad. El vacío que nos deja Milenka es irreparable, sin embargo, el legado de su compromiso y sus ideales permanecerán en la memoria de nuestra institución”.