sábado, 6 de abril de 2019

Santa Cruz: Depravado sale de la cárcel y viola a su hija de 13 años


Un hombre que estaba detenido preventivamente en la cárcel por haber violado a su hija mayor de 16 años de edad, consiguió que la justicia lo deje en libertad. Cuando retornó a su domicilio atacó sexualmente a su hija menor de 13 años. El aberrante hecho caso ocurrió en la zona de Satélite Norte del municipio de Warnes del departamento de Santa Cruz.

El delito se descubrió después de que la pareja del exrecluso y madre de las víctimas se hizo presente en oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Warnes para denunciar a su conyugue por violencia familiar, según informó la directora de esa unidad policial, Bertha Padilla Carballo.

Cuando los investigadores tomaban las declaraciones a la mujer agredida, la menor de 13 años aprovechó la oportunidad para denunciar que fue vejada sexualmente por su padre. Lo que posteriormente fue confirmado por el abordaje psicológico y las pericias iniciales que se realizaron a la menor.

El caso fue puesto conocimiento del Ministerio Público, instancia que ordenó la aprehensión del depravado padre. En las próximas horas el sindicado será puesto ante un juez cautelar.

Ante la posibilidad de que en ese hogar existan más víctimas, la Felcv y la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Warnes determinaron realizar una pericia sicológica a las otras hijas para saber si también fueron ultrajadas.

De acuerdo con las declaraciones de la adolescente, a los pocos días de haber dejado la cárcel, su padre la sometió por la fuerza a vejámenes sexuales. 

Incluso la tenía amenazada para que no denuncie el delito.

Otro caso

El martes por la tarde dieron con el paradero de cuatro personas en el municipio de San Ramón en el departamento de Santa Cruz, de los cuales, dos están implicados en la violación a una adolescente deportista de 15 años de edad. El hecho sucedió el pasado 27 de febrero en la zona de la Villa Primero de Mayo de la capital cruceña.

Los sujetos fueron hallados en una mina que está entre las poblaciones de San Ramón y Pailón.

Los acusados fueron puestos ante el Ministerio Público.

La madre de la víctima, que sufría agresiones físicas, pide la máxima sanción para su pareja.