miércoles, 27 de marzo de 2019

Sucre: 30 años de cárcel sin derecho a indulto para sujeto que asesinó a su esposa y su hija


Hilber Sandoval Cruz, autor confeso del feminicidio e infanticidio ocurridos el lunes en el Hospital Virgen del Rosario de El Villar, recibió una sentencia de 30 años, sin derecho a indulto, que cumplirá en la cárcel San Roque. En Chuquisaca, es el primer feminicidio que se registra este año y el número 30 del país.

La audiencia de medidas cautelares se llevó a cabo al finalizar la tarde de ayer, martes, en Padilla, e inmediatamente después el sentenciado fue trasladado al penal San Roque de Sucre, a donde antes de la medianoche ingresó a cumplir su pena que, de acuerdo con la sentencia, concluirá el 26 de marzo de 2049.

Las víctimas del doble crimen son: Zulma Aguirre Ávila, de 16 años, y su bebé, de apenas 14 horas de nacido, pareja e hijo de Hilber Sandoval Cruz, de 18 años. La joven madre era oriunda de la comunidad de Astillero, distante a 40 kilómetros de El Villar; el padre, de la comunidad El Dorado, que está a aproximadamente 30 kilómetros del pueblo.

Esta trágica historia comenzó el domingo, a las 4:00, cuando Zulma, en compañía de su tía, acudió al Hospital Virgen del Rosario por unos fuertes dolores de vientre. Hecha la valoración médica, se ordenó su internación inmediata y durante toda la mañana estuvo en trabajo de parto. A las 15:25 dio a luz a un varón, según la relación de hechos de la Policía.

A decir del fiscal departamental de Chuquisaca, Marcelo Nava Morales, el lunes, entre la 1:00 y las 2:00, Hilber ingresó a la sala donde se recuperaba Zulma y ambos mantuvieron una discusión.

Esa madrugada, el joven le habría propuesto a su pareja que se deshicieran del bebé porque eran muy jóvenes, algo que ella habría rechazado. Incluso, según la misma fuente, le habría advertido que si no le pasaba pensiones, lo mandaría a la cárcel.


Al parecer eso desató la ira del hombre, que con sus manos asfixió a la muchacha. A continuación asesinó al bebé con un golpe fuerte en la cabeza, aunque él dijo que el ataque no fue directo y que el niño murió debido a una caída mientras forcejeaba con su pareja.

Hilber, por último, se dio a la fuga.

El comandante departamental de la Policía, coronel Alberto Ramiro Paniagua, informó que el cuerpo de la víctima fue descubierto a las 6:00, cuando la enfermera ingresó a la sala a suministrar la medicación que le tocaba a la paciente.

Allí observó que Zulma tenía una bolsa plástica en la cabeza e inmediatamente la rompió, pero ya era tarde. La adolescente estaba muerta, lo mismo que su bebé.

El fiscal de Materia de Padilla, Juan Carlos Galarza, confirmó que el asesino utilizó una bolsa plástica para intentar simular que la madre se había suicidado, pero el informe del médico forense lo desmiente.

Anoticiado del doble crimen, el Fiscal de Materia de Padilla arribó a El Villar a las 15:00 y a las 16:00 emprendieron viaje a la comunidad El Dorado en busca del fugitivo. Tras una hora de viaje, organizaron un operativo para dar con el sospechoso, al que aprehendieron a las 18:00 en la casa de sus padres.

Alrededor de las 17:00 de ayer, en Padilla, se realizó la audiencia de medidas cautelares y, por un acuerdo entre el Ministerio Público y la defensa del imputado, se llegó a un juicio abreviado.

El acusado reconoció su participación en ambos hechos y el juez lo sentenció a una pena de 30 años de prisión sin derecho a indulto.

Los cuerpos de la madre y su bebé fueron enterrados la tarde de este martes en El Villar, informó el vecino de ese pueblo Carlos Guerra.

Este doble crimen se constituye en el primer delito de feminicidio e infanticidio que se registra este año en Chuquisaca. A nivel nacional, el asesinato de la adolescente es el feminicidio número 30.

Según el registro del Ministerio Público, hasta febrero en todo el país hubo 26 delitos de este tipo, mientras que en marzo fueron cuatro: el 8 de marzo en la comunidad de El Sena en Pando, el 16 en Yacuiba, el 17 en El Alto y el 25 en El Villar (Chuquisaca).