lunes, 11 de febrero de 2019

Santa Cruz: Asesino de bolivianos: “Al niño lo maté porque lloraba mucho”


Gustavo Santos Vargas Arias, el autor confeso de asesinar y descuartizar a una familia de bolivianos en Brasil por una deuda, luego de ser detenido, relató con total frialdad cómo cometió su crimen. Reveló que primero mató a los padres y que después de desmembrarlos, a los dos días, acabó con la vida del hijo de la pareja, Gian Abner, de ocho años, porque “lloraba mucho y preguntaba por sus padres”.

“Nadie sabía nada de lo que hice; al niño lo maté dos días después de haber matado a sus padres. No sabía qué hacer, lloraba mucho y preguntaba por sus padres”, relató el hombre de 37 años con antecedentes de violencia y consumo excesivo de alcohol.

Entre el 23 y 25 de diciembre del año pasado, en Sao Paulo, Brasil, Vargas acabó con la vida de la familia Morante, formada por Jesús Reynaldo Condori (de 39 años), Irma Morante Sanizo (de 38) y el hijo de la pareja, Gian, de ocho años. Los cuerpos de las víctimas fueron encontrados descuartizados, el 8 de enero, envueltos en sacos de plástico, que fueron depositados en una residencia en Itaquaquecetuba, en la región metropolitana de Sao Paulo.

Las investigaciones realizadas por el Instituto Médico Legal de Brasil apuntaron que la pareja fue asesinada por estrangulamiento, mientras que el niño perdió la vida por golpe en la cabeza. La familia fue reportada desaparecida desde el 23 de diciembre, fecha en que el asesino confeso alquiló la vivienda donde se encontraron los cuerpos.

Vargas, nacido en La Paz, habría tomado la identidad de otra persona de nombre Irma, con la que envió mensajes desde el celular de una de las víctima a sus familiares, anunciando que se habían mudado a Sao Paulo, donde contaba con un taller de costura.

Era cuñado de la pareja y según sus familiares era un sujeto muy violento y consumía bebidas alcohólicas en exceso.

El asesino fue capturado el sábado en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en la zona de la Villa Primero de Mayo. En un breve contacto con los periodistas, el detenido declaró ante los periodistas que mató a la pareja porque le debía dinero.

“Me debía dinero”, dijo el hombre luego de ser presentado por la Policía.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero dio algunos detalles en instalaciones de la fuerza anticrimen. Durante la conferencia de prensa se informó que Vargas entró a Bolivia por la ciudad brasileña de Corumbá. Pasó primero a la ciudad de Puerto Quijarro, del departamento de Santa Cruz, para luego llegar a Santa Cruz de la Sierra, donde, durante más de un mes, se escondió en diferentes alojamientos de la avenida 16 de Julio, usando un disfraz, informó la FELCC.

Usaba “una gorra, poleras lycras, llevaba el pelo largo, a fin de pasar desapercibidos”, señala un reporte de la Red Uno. Fue una llamada telefónica a su hermano lo que posibilitó que la Policía pudiera dar con su paradero. El sujeto fue detenido a las 15:30 del sábado, entre las avenidas 16 de Julio y Tres Pasos al Frente de Santa Cruz. No se resistió.

El aprehendido tendrá que retornar a Brasil, pues allí se cometió el crimen; sin embargo, pedirán que sea juzgado en Bolivia.