martes, 4 de diciembre de 2018

El Alto: Camioneta policial se encuneta, vuelca y muere un suboficial (ver fotos)


El suboficial de policía Guillermo Flores Choquehuanca., de 44 años de edad, falleció la mañana de este martes, luego de sufrir un accidente de tránsito en la carretera La Paz-Oruro, cuando en una patrulla se dirigía a escoltar la marcha de defensores de la democracia y el 21F.
Según reporte de la Policía Caminera, el accidente ocurrió alrededor de las 06.00, cuando la camioneta patrulla se dirigía al Tholar, de donde salió la marcha de los activistas. 
 
En el ingreso a la localidad de Villa Remedios, el vehículo sufrió un encunetamiento y vuelco de tonel. El suboficial sufrió graves heridas, pero fue evacuado aún con vida al Centro de Trauma del Hospital Corazón de Jesús en El Alto.

El director de la Unidad de Tránsito de La Paz, José Cabiedes, en conferencia de prensa comunicó: “Se produjo un accidente en la localidad de Villa Remedios, se trata de un encunetamiento y posterior vuelco de tonel. El vehículo estaba conducido por el señor Arsenio Segura Condori. El vehículo es una camioneta blanca con placa de control 3811 Dirección Nacional de la Policía, asignada a la Patrulla Caminera. El señor suboficial Flores Choquehuasi de aproximadamente 50 años de edad. El suboficial fue evacuado herido pero al llegar al hospital fallecido”, indicó el jefe policial.

POr otra parte el reporte de la Policía Caminera señala que el accidente ocurrió “cuando el personal del Puesto de Control Técnico Achica Arriba se dirigía a la localidad del Tholar para realizar la escolta de los manifestantes en apoyo al 21F”, y que fue auxiliado por personal de narcóticos.

El Director de la Unidad de Tránsito indico que “El chofer de la patrulla policial fue sometido al test de alcoholemia y dio cero como resultado, por lo que la investigación continuará para establecer las causas del accidente”.

Según Jorge Jiris, director médico del Centro de Trauma, el policía tenía un traumatismo encéfalo craneal severo, fractura de cráneo, edema cerebral secundario y shock hipovolémico, además de otras lesiones.

Le hicieron estudios e intentaron salvar la vida, pero el policía sufrió tres paros cardiorespiratorios. Los médicos lograron reanimarlo de los primeros dos, pero al tercero falleció.