jueves, 22 de noviembre de 2018

Santa Cruz: Cae el violador condenado mas buscando de Argentina


Walter Alberto Brauton Steimbach (47) fue hasta este miércoles el delincuente sexual más buscado de Argentina. Pero, como todo tiene un final, el de la vida como prófugo de este condenado a 40 años de prisión por una serie de violaciones también llegó.

A Brauton lo detuvo Interpol en Bolivia este miércoles, luego de haber permanecido cinco años prófugo tras drogar a un guardia de la cárcel y huir del vecino país con su amante durante una salida transitoria de prisión que un juez le había otorgado para que pudiera visitar a su mamá, en Merlo, detalla el reporte de Clarín.

A Walter Alberto Brauton Steimbach (47) lo detuvieron en Bolivia. Fue condenado a 40 años de cárcel por una serie de violaciones.

La información, confirmada al medio argentino por fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación, se conoció este miércoles por la tarde. A Brauton lo capturaron en Potosí, donde ya evalúan como devolverlo a la Argentina.

Lo buscaban desde agosto de 2013, cuando aprovechó un recurso extraordinario para salir de la Unidad Penal 39 de Ituzaingó donde estaba preso,condenado a 40 años de cárcel por haber raptado a nueve mujeres y haber violado a siete. Podía salir para visitar a su mamá, que aparentemente estaba enferma.

Ese beneficio se lo había dado el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Morón en 2011, dos años después de haberlo condenado. Una vez al mes, el preso podía ir a la casa de su madre de la localidad de Mariano Acosta, en Merlo. La última visita sólo fue acompañado por un agente del Servicio Penitenciario, que justo había cumplido años por esos días.

Fue después del almuerzo, cuando Brauton, su madre y su amante tomaban unos mates, que le convidaron uno al hombre que debía custodiarlo. El mate tenía un somnífero y por eso a los pocos minutos el guardiacárcel se desmayó. Así fue la huida del violador serial y su mujer: ambos se fueron del país en avión y con documentos falsos.

El pedido de captura de Interpol.

Cuatro años después, en 2009, fue condenado a 40 años de prisión por siete violaciones, tres intentos de abuso sexual, robo y nueve raptos. La condena fue del TOC N° 2 de Morón, el mismo que le dio las salidas extraordinarias.

Llevaba ocho años preso cuando se fugó y pasó otros cinco viviendo en Bolivia. Ahora deberá terminar de cumplir su condena en prisión.