domingo, 28 de agosto de 2016

Cochabamba: Asesinó a su hijo en su casa


El padre de un niño de cinco años que fue asesinado es buscado incesantemente por la Policía de Cochabamba, sospechoso de haberlo victimado con un tiro en la cabeza mientras dormía. El hecho sucedió en la zona sur de esa ciudad, informaron fuentes noticiosas de la región valluna.

Se supo que la noche del pasado martes 23 de agosto, la madre se ausentó para asistir a una reunión a un lugar distante de la ciudad y le encargó a la vecina que cuide a sus niños, hasta que su esposo llegue a la vivienda.

El sujeto llegó al domicilio alrededor de las 22.00 de la noche y según los niños les dijo que debían dormirse rápido.

El hijo mayor fingió descansar y vio a su padre que buscaba algo en roperos y cajas por mucho tiempo. Luego, lo vio acostarse al lado de su hermanito menor, Pablo Eduardo.

Esa fue la última vez que el hijo mayor vio a su papá. 

El niño tenía cinco años y cursaba el curso inicial en su escuela. Era el menor de cuatro hermanos y vivía con sus padres en una casa de Itocta. Luego del hecho el sujeto se habría dado a la fuga.

En la mañana, la hija de la pareja se levantó a darle comida a su perrito y descubrió en el piso el cadáver del pequeño envuelto en una frazada. Su padre ya no estaba. Los niños le avisaron a su mamá, que ya estaba cerca de la casa, y ella llamó a la Policía.

Los hermanos contaron que su padre tenía un arma de fuego guardada. La madre de la criatura contó que su esposo estaba distante, pero desconoce los motivos por los que habría podido ensañarse con su hijo menor. “Nunca hemos vivido bien, estaba cada vez más distante.

No sé qué le pasaba. Mi hijito era bueno, se llamaba Pablo pero no le gustaba su nombre y nos decía que le digamos Peter. No sé porqué le hizo esto. Dios lo va a juzgar, sostuvo.