Header Ads

Header ADS

Cochabamba: Adolescente subió al “trufi”, se durmió y apareció desnuda al día siguiente


Una menor de 17 años de edad, al atardecer del pasado miércoles abordó un minibús, más conocidos como “trufis”, luego su cuerpo comenzó a adormecerse y no recuerda nada más, hasta que al día siguiente amaneció desnuda en un lugar solitario de la localidad de Liriuni.

La Defensoría de la Niñez y la Adolescencia (DNA) de Quillacollo alertó que se trata de una nueva forma de dopar o adormecer a los usuarios del transporte público, para posteriormente cometer fechorías, delitos o crímenes, por tal razón investigan que movilidad fue a la que abordó esta jovencita, y que sustancia había al interior del minibús para que su cuerpo haya sido adormecido o dopado por más de doce horas.

Iveth Corrales, directora de Igualdad de Oportunidades de la Alcaldía de Quillacollo, expresó su preocupación por este nuevo método que están usando los antisociales, ya que la víctima aseguró que no consumió ningún líquido que le haya ofrecido en conductor, solo que sintió un olor medio raro y su cuerpo comenzó a adormecerse.

EL HECHO

La menor de 17 años subió al minibús con la intención de acercarse hacia la Plaza Bolívar, en Quillacollo, pero a los pocos minutos empezó a marearse y luego su cuerpo se desvaneció, no recuerda nada más. Estaba ella sola en el minibús y no había ningún otro pasajero, solo el conductor.

Despertó al día siguiente completamente desnuda en un área lejana de la zona turística de Liriuni, luego se dio modos para retornar hasta su domicilio y denunciar este hecho en instalaciones de la DNA.

Aunque el primer examen médico forense señaló que no hay lesiones recientes en sus partes íntimas. La DNA abrió la investigación de oficio por el delito de abuso sexual y presunta violación.

Pero lo que llama la atención, es el nuevo método que están usando los antisociales para reducir a sus víctimas.

La investigación ya fue abierta en el Ministerio Público, y ahora se investiga el hecho, para dar con el autor y determinar a cabalidad que sustancia usó el chofer para sedar a la joven estudiante.

Asimismo, Corrales pidió denunciar este tipo de hechos, ya que las universitarias son las que más usan el transporte de estos minibuses, y por tal razón correrían peligro.
Con la tecnología de Blogger.