miércoles, 25 de julio de 2018

Cochabamba: Asesinó a su esposa golpeándola con un combo en la cabeza


Antonia Muñoz Flores, de 69 años, se convirtió en una nueva víctima de la violencia feminicida en Cochabamba. La mujer fue golpeada con un combo (martillo grueso) en la cabeza y perdió la vida por un traumastismo craneal.

El ataque ocurrió en el municipio de Arbieto, en el Valle Alto, el domingo 22 de julio, pero recién salió a la luz pública ayer, luego de que el esposo de la víctima confesara el crimen ante los investigadores policiales. El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), coronel Luis Choque, informó que en sus declaraciones, el adulto mayor quiso justificar el delito alegando que la castigó porque salió “sin su permiso”. Eliodoro Nogales, de 69 años, fue quien llamó a la Policía y declaró que al volver a su casa encontró a su esposa muerta en el pasillo de ingreso a su vivienda. En un intento por desviar las investigaciones, añadió que mientras caminaba hacia su hogar vio salir a un hombre que logró escapar. 

Los policías de la FELCV del Valle Alto verificaron que el cadáver de Antonia tenía múltiples signos de violencia. Además, el cráneo estaba fracturado y presentaba un hundimiento fatal. 

Mientras los investigadores le hacían preguntas, Eliodoro Nogales entró en contradicciones, y terminó confesando que él había golpeado a su esposa. Relató que ella había salido sin permiso y sin decirle a dónde, lo que lo enfureció. Cuando ella llegó, le reclamó y, al ir tras ella, "la señora se habría caído, lo que fue aprovechado por el marido para golpearla en la cabeza con un combo”, dijo el coronel Luis Choque. Hasta el 1 de julio, la Fiscalía registró 13 feminicidios enCochabamba. El de Antonia Muñoz sería el número 14, aunque hay otros dos casos que están aún en investigación, para ser tipificados como tales.

30 años

La violencia es un delito de orden público y el feminicidio se sanciona con 30 años de cárcel sin derecho a indulto, en Bolivia.