sábado, 24 de febrero de 2018

Santa Cruz: Caen dos chinos con pieles y 185 colmillos de jaguar (ver foto y vídeo)


El director de la Felcc, Gonzalo Medina, explicó, en una conferencia de prensa, que este viernes se allanó un restaurante de pollo en la zona de la Ramada y se encontró 185 colmillos de jaguar, una garra de pejichi, ocho molares de jaguar, dos garras de jaguar, dos colas de cascabel, tres pieles de jaguar, una piel de leopardo africano y un chaleco de piel de felino.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, que participó de la conferencia de prensa, informó que en el operativo se detuvo a una pareja de asiáticos y una boliviana, involucrados en el tráfico ilegal de vida silvestre.

“Este operativo permitió dar con los autores de la extracción ilegal de bienes del Estado consistentes en cuero de tigre, colmillos de tigre y otros objetos. Eran extraídos ilegalmente y servían para un conjunto de trabajos de transformación y eran vendidos a un alto costo siguiendo una ruta internacional”, señaló Romero.

Por su lado, el jefe policial agregó que se encontró un arma de fuego calibre 22. “Esta organización criminal deterioraba los bienes del Estado, el patrimonio de la fauna y la flora. Estaba integrada por un ciudadano asiático y su esposa. También por la boliviana Carmen Ramírez Sánchez, que se encargaba de realizar la negociación con los cazadores furtivos”, detalló.

Explicó que el ciudadano chino detenido era el que ofrecía dinero, fomentando así la caza de animales silvestres. El precio del jaguar variaba según su tamaño, oscilaba entre $us 400 y 800.

Desde el Consulado de China en Bolivia, confirmaron que los ciudadanos son de origen chino, pero tienen ciudadanía boliviana.

MAS DETENIDOS

Para Cinthia Asim, responsable del Departamento de Biodiversidad de la Gobernación, las cosas están claras en lo relacionado al tráfico de colmillos de jaguar y otras piezas de vida silvestre: es una red de personas que se dedica a este negocio ilícito. El caso fue de conocimiento público el viernes.

Asim cree que no solo los dos ciudadanos chinos (un hombre y una mujer), con pasaporte boliviano, y que comparecen esta tarde ante un juez cautear, están involucrados. La pareja hacía el papel de recolectora de las piezas de animales silvestres y se presume, según las primeras investigaciones, asevera Asim; que también traficaban lo recolectado al mercado asiático.

Asim, en entrevista, calificó de "irreversible" el daño provocado a la biodiversidad. Señaló que el hallazgo (los 185 colmillos de jaguar, 3 cueros de jaguar, un chaleco de jaguar y un saco de leopardo africano, 11 piezas de ídolos de China elaborados en marfil, 2 cascabeles de serpiente, 2 cuernos de ciervos de pantano y garras de pejichi y 2 de jaguar) del viernes es sin precedente; no se había decomisado anteriormente tal cantidad y que, hacerle seguimiento a esta red de personas, le llevó meses a personeros de la Gobernación y a la Policía.

Al momento del operativo, que se puede ver en el video de arriba, también se aprehendió a una boliviana; sin embargo, la mujer no participa en la audiencia cautelar de esta tarde. La fiscal Consuelo Severiche ha imputado a los aprehendidos por la comisión de los delitos de destrucción o deterioro de bienes del Estado y la riqueza nacional, establecido en el artículo 223 del Código Penal, que tiene una pena máxima de prisión de seis años. 

El juez de turno Martín Menacho será quien defina la situación jurídica de los imputados, cuyo abogado defensor es Boris Villegas.