miércoles, 28 de febrero de 2018

El Alto: 30 años de cárcel recibió el padre que asesinó a su hija de dos años


Jesús Cortés, el padre de la niña asesinada en El Alto el pasado domingo, fue condenado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto después de que confesara el crimen. Este individuo se sometió ayer a un procedimiento abreviado y ahora deberá cumplir su sentencia en el penal de máxima seguridad en Chonchocoro.
“Al recurrir al juicio abreviado, el principal imputado asume la culpa del crimen, renuncia al juicio oral y contradictorio, y acepta la pena de 30 años de prisión sin derecho a indulto por el delito de infanticidio de su hija. En la audiencia el imputado expresó su voluntad de someterse al procedimiento abreviado”, explicó ayer la directora general de la Niñez, Ninoska Durán, funcionaria del Ministerio de Justicia.

Jade Ayllín, de dos años y siete meses, murió el domingo producto de un golpe recibido en el abdomen por parte de su progenitor. Esto ocurrió en su domicilio, ubicado en la zona Santa Rosa de la ciudad de El Alto.

La madre de la víctima, Belén C. C., también fue imputada por infanticidio. Pero ella no aceptó un proceso abreviado, por lo tanto, ayer en su audiencia cautelar se la envió con detención preventiva al penal de Miraflores.

De acuerdo a la investigación la niña tenía lesiones pasadas, lo cual indica que hubo varios episodios de violencia.

El domingo en la mañana la pequeña se orinó en la cama. De acuerdo a la investigación su madre la castigó con golpes y la colocó bajo el agua fría de la pila. En el transcurso de ese día la agresora salió a su puesto de la zona 16 de Julio para vender, dejando al padre a solas con la niña. En ese momento se produjo la golpiza que acabó con su vida.

La viceministra de Igualdad de Oportunidades, Estefanía Morales, asistió a la audiencia que se desarrolló en El Alto y expresó su repudio por este tipo de actos criminales. “El Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional reprocha estos actos crueles y cobardes como los de lastimar a niñas y niños indefensos, siendo deber del Estado, la familia y sociedad en general, defenderlos, protegerlos y restituir sus derechos”.

Violencia infantil

Por otro lado, el Ministerio de Justicia anunció que seguirá de cerca los últimos casos de violencia contra menores de edad registrados en el país.

Entre éstos está el de la presunta violación de una muchacha de 14 años en Colcapirhua, Cochabamba. Su tío fue denunciado como el agresor. Él es además diputado suplente del MAS.

También está el caso de una niña de ocho años vejada por su madre y un recluso del penal de Palmasola, en Santa Cruz. Aunque la agresora se suicidó, el proceso continúa contra el varón.