lunes, 2 de octubre de 2017

La Paz: Asesino de Estephannie Arias habría fugado al Perú

 
Tres días después del feminicidio de Estephannie Arias el presunto autor, Jhimmy Pérez Patón Castillo, le dijo a su concubina que saldría del país y le enviaría dinero desde el lugar en que se encuentre, todo para evadir a la justicia.
"Al tener pleno conocimiento de lo sucedido ayuda a su concubino a fin de que se dé a la fuga y nadie pueda tener conocimiento de su paradero, con la promesa de que donde se encuentre él iba a mandarle dinero”, señaló el Ministerio Público al momento de imputar por complicidad en el feminicidio a Claudia Huallpino, pareja de Pérez.

Se conoce que el mismo día, 27 de septiembre, el ahora prófugo se comunicó con su hermano mediante celular y le dijo que se iría por Desaguadero rumbo a Perú. Aún no se conoce si logró su cometido de salir del país, pero la Policía continúa buscándolo.

Arias, de 26 años, murió el 24 de septiembre. Ella abordó un radiotaxi de la empresa T&T que era conducido por Pérez, quien se presume la mató probablemente con intención de robarle y abandonó el cadáver en la Autopista.

Según la Fiscalía después del hecho el autor fue a su casa. Su concubina le preguntó el porqué de tanta sangre en el coche y su ropa, y él le dijo que había asaltado a uno de sus pasajeros, robándole el celular y la billetera, que lo había golpeado y abandonado moribundo en vía pública.

Al parecer Huallpino supo que en realidad su pareja había asesinado a una mujer recién el 27 de septiembre. Ese día, junto al hermano de Pérez y otros dos choferes, habría ayudado a escapar al sindicado que ya tenía a los policías tras sus pasos.

Ayer fue la audiencia cautelar de Huallpino y la jueza Claudia Castro decidió enviarla a la cárcel de Obrajes. El hermano del presunto autor, Yerko Pérez, también fue encarcelado, al igual que los dos amigos: Johnny Lira y Luis Silva.

América Ríos, abogada de Huallpino, dijo que su defendida no conoce el paradero de su concubino y no tiene responsabilidad por sus actos. "Ni bien supo lo ocurrido ella fue a la Fiscalía a declarar, no la detuvieron en otro lado. Además según la Ley 1970 no tenía obligación de denunciar”.

El artículo 286 de esa norma señala: "La denuncia dejará de ser obligatoria si diera lugar a la persecución penal propia, del cónyuge”.

Todos los varones implicados en el feminicidio de Estephannie son choferes de servicio público. Fuentes oficiales informaron que Jhimmy, Johnny y Luis trabajaban para la empresa de radiotaxis T&T. Mientras que Yerko trabajaba como taxista en el sindicato Señor de San Roque.

La Fiscalía confirmó que tres tienen antecedentes penales. Yerko por violación, Johnny por abuso deshonesto a menor de edad y Luis por hurto. Extraoficialmente se conoce que Jhimmy (prófugo) también tiene antecedentes por violación.

"Realmente es muy preocupante que estas personas estén como choferes en servicio público. Pero esto también es un indicador de cómo está la justicia, teniendo antecedentes y seguían en lo mismo”, manifestó la defensora de Derechos Universitarios de la UMSA, Griselda Sillerico.