domingo, 3 de septiembre de 2017

Sucre: Chófer se duerme colisiona su minibús y deja siete heridos (ver fotos)


El conductor de un minibús se durmió, invadió carril y colisionó con un micro en la carretera Sucre – Yamparáez, en el sector Lonqhon. Siete personas resultaron heridas y otra vez se abrió el debate en torno a la necesidad de contar con una doble vía en ese tramo.

A través de las redes sociales, los internautas también expresaron su preocupación por el exceso de velocidad que imprimen los conductores en una carretera de alto tráfico y con muchas curvas. Generalmente, la premura se debe al transporte de pasajeros entre Sucre y el aeropuerto Alcantarí y viceversa.

El director Departamental de Tránsito, coronel Jhonny Mancilla, informó que la colisión ocurrió alrededor de las 14:00 de ayer, viernes, cuando el minibús hacía el trayecto Yamparáez – Sucre y el micro iba en sentido contrario.

A decir de Mancilla, el hecho se produjo porque el conductor del minibús se durmió, invadió carril y colisionó. Descartó que el accidente se haya debido a la invasión de carril por querer pasar a otro motorizado.

A través del Facebook, Jhilmar Yucra corroboró esta situación. “Yo pude ver el accidente; el trufi invadió carril ya que el micro interprovincial estaba de subida”, escribió.

Según las primeras indagaciones, se conoció que el chofer estaba trabajando desde muy temprano y que no había descansado.

Debido al choque, siete personas resultaron heridas y fueron ingresadas a los hospitales Universitario, Santa Bárbara y Jaime Mendoza de la Caja Nacional de Salud. Todos corresponden a los pasajeros del minibús incluido el chofer que quedó con las lesiones más graves. Empero, Miranda aseguró que su vida no está en riesgo.

En las redes sociales los internautas reclamaron mayor control de parte de Tránsito. Su Director Departamental explicó que cuando lo efectivos salen a hacer un control de velocidad, los que circulan por esa carretera inmediatamente se comunican de la presencia de la Policía en determinado lugar y cuando pasan bajan la velocidad. Después, por “irresponsabilidad” vuelven a imprimir grandes velocidades.