lunes, 26 de junio de 2017

Santa Cruz: Quizo castigar a su hija de cinco años y terminó quemándole las manos


La madre se enfureció. Los comentarios que los vecinos hacían de la actitud de su hija de cinco años, la llenaron de ira. Colmada por esta situación, la mamá, presuntamente, encerró a la menor en su cuarto, roció un frasco de alcohol sobre sus manos, prendió un fósforo y empezó a gritarle: ¿Por qué eres así? ¿Por qué eres desobediente? ¡Te he dicho que me hagas caso! La niña se asustó y accidentalmente tocó sus manos con el fuego y el susto que la madre quería darle con un fósforo y un alcohol, derivó en un grave accidente.

De acuerdo con el reporte médico que maneja la Policía, por las quemaduras la niña presenta ampollas en el codo izquierdo, en partes del rostro, en el cuello y en las manos. 

Este hecho ocurrió el sábado al promediar las 9:30 en el distrito 10 de Santa Cruz. Según la representante del Ministerio Público, Celika Córdova, la madre y sus tres hijos viven en alquiler en una casa junto con otros familiares y ella sale todo el día a trabajar como vendedora de frutas.

El día del hecho, la pequeña se había quedado sola en el cuarto junto con su hermano de cuatro años. Y cuando la madre llegó a la vecindad, sus familiares le reclamaron porque supuestamente la niña agarró un celular, golpeó con una piedra a un niño, derramó azúcar en el piso y, en general, se portó “muy mal”. 

En ese momento, la progenitora metió a la niña a su cuarto y sucedió lo narrado. De acuerdo con Córdova, la madre, oriunda de Potosí, indicó en su declaración que su intención no era quemarla sino darle un susto para que escarmiente y deje de hacer travesuras.

“He dispuesto la aprehensión de la señora, por el presunto delito de violencia familiar y doméstica que ahí engloba la sicológica y la física”, expresó la fiscal previamente a conocer los resultados del examen forense.

A priori, indicó que en este hecho hay un tipo de delito doloso (con conocimiento y voluntad) de parte de la madre, pero que las investigaciones determinarán el grado de culpabilidad de la progenitora.

El certificado del médico forense va a definir los días de impedimento y el tipo penal para la imputación. La audiencia de la madre está prevista para hoy en el juzgado séptimo.

La mujer tiene otro hijo de 19 años que trabaja en el campo. Un familiar que llegó a la unidad policial de la radial 17½ dijo que no viven con su padre.