jueves, 30 de marzo de 2017

Santa Cruz: A balazos asaltan camioneta de Brinks y se llevan 1,3 millones de dolares (ver fotos y vídeo)



Un policía herido es el saldo de un asalto que se registró hoy al promediar las 9:20 en la carretera a Roboré, según datos extraoficiales.

Se sabe que sujetos a bordo de cuatro vehículos interceptaron a un carro Brinks que transportaba dinero. Uno de los motorizados de los asaltantes era un automóvil Fiat color oscuro, de los cuales bajaron varios sujetos armados e intentaron reducir a los efectivos policiales.

Según el informe del subteniente Guery Mendoza, jefe de seguridad Brinks, a las 3:45 de este jueves salió el vehículo interno 320 Nissan Paltrol, 2885 ZUL, conducido por Fernando Ibáñez, acompañado del portavalor Ronny Cuéllar y de dos policías: el cabo Fernando Sarsuri y el cabo Félix Magne, con destino al Banco Mercantil Santa Cruz, de Puerto Aguirre. El vehículo transportaba la suma de 6 millones 600 mil bolivianos y 350 mil dólares (es decir, un poco más de 1,3 millones de dólares).

A las 9:20, el carro Brinks fue interceptado por los malvivientes. Los delincuentes lanzaron una granada que impactó en el motor para luego reducir a tiros a toda la tripulación. El cabo Sarsuri sufrió un golpe en la cabeza y fue llevado hasta el hospital de Roboré. 

Así como Sarsuri, los otros policías y el personal de Brinks se encuentran recibiendo asistencia médica en un centro médico de Roboré.

Los delincuentes lanzaron una granada que impactó en el motor para luego reducir a tiros a toda la tripulación. El cabo Sarsuri sufrió un golpe en la cabeza y fue llevado hasta el hospital de Roboré. Fueron cuatro vehículos los que cercaron al de Brinks

No se tiene datos de los atracadores, pero se tiene información de que tenían acento brasileño.

Queman vehículos, los abandonan y huyen

De forma inmediata la policía departamental desplazó un contingente de efectivos para buscar a los antisociales que cometieron el atraco, más concretamente cerca de la comunidad San Manuel.

Se cree que al menos 12 personas fuertemente armadas, con pasamontañas y a bordo de cuatro vehículos participaron del asalto. Supuestamente son ciudadanos brasileños.

Los delincuentes quemaron los vehículos que utilizaron para cometer el hecho y luego los abandonaron en una localidad próxima a Roboré.

También abandonaron las armas de fuego, de grueso calibre, y las municiones.

El comandante de la Policía de Santa Cruz, Rubén Suárez, ordenó un rastrillaje por la zona y también un control estricto en los puestos de peaje.