jueves, 12 de enero de 2017

Santa Cruz: Por dinero Un hombre le quemó una mano a su hija de 13 años


Una menor de 13 años fue golpeada y quemada como castigo de su padre por haberse gastado un dinero que le dio para guardar.

Según el informe de la policía de Yapacaní, el hecho sucedió el fin de semana cuando la adolescente se gastó 800 bolivianos de los 1.000 que le entregó su padre.

El agresor, identificado como Gabriel Mosquera Guarayo, luego de enterarse de que su hija no tenía el dinero decidió quemarle la mano izquierda en la hornilla de la cocina. No conforme con el castigo, procedió a golpear a su hija físicamente con manazos en el rostro y en todo el cuerpo con un palo de escoba.

Mosquera, de ocupación chofer, tiene en custodia a sus tres hijos porque su esposa se encuentra trabajando en Chile.

La menor manifestó a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia tener ampollada su manos, además de presentar heridas en pies y manos y un tajo en la cabeza producto de los golpes con el palo.

Debido a las lesiones que presenta la afectada, el informe médico determinó 20 días de impedimento para la misma. Además de tener quemaduras de segundo grado.

A raíz de la agresión por parte de su padre, la menor se encuentra hospitalizada.

Por su parte Mosquera confesó ser el autor material de la agresión a su hija. 

Asimismo dijo estar arrepentido por lo sucedido, porque lo hizo en un momento impulsado por la rabia que sentía y se comprometió a que este tipo de hechos no volverán a suceder. 

El hombre quedó aprehendido en una carceleta de Yapacaní por orden del Ministerio Publico, a la espera de su audiencia cautelar, la cual se llevó a cabo ayer miércoles por la tarde, donde una juez determinó la detención preventiva del imputado en la cárcel de Palmasola por el delito de violencia familiar o doméstica.