lunes, 9 de enero de 2017

Santa Cruz: No respetan ni a Dios, delincuentes roban en la iglesia


El sábado, mientras un grupo de feligreses compartía la misa que dirige regularmente el padre Reynaldo Brumberger en la iglesia San Antonio, del barrio El Trompillo (Santa Cruz), otro presunto asistente aprovechó el momento para ingresar a la sacristía y sacar las llaves donde se guardaban cosas preciadas.

Según el sacerdote, la misa empezó en compañía de un grupo de oración al promediar las 6:30, como suele empezar todos los sábados. Duró hasta las 7:40.

Mientras el grupo compartía en el salón hasta las 8:15 una persona, que presuntamente se ocultó dentro del lugar durante la misa, sacó las llaves de la habitación donde se guardan los objetos necesarios para cada culto, ingresó en otro ambiente y sustrajo al menos dos copones con hostias que se ocupan para celebrar la eucaristía, unos cinco cálices utilizados para consagrar el vino en la mesa y un custodio procesional.

Cuando uno de los encargados del templo salió a recoger el periódico, observó que la sacristía estaba abierta y que no estaban los objetos que se solían guardar en el sagrario.