martes, 17 de enero de 2017

La Paz: Envían a Chonchocoro al sujeto que disparó a un policía cerca a plaza Murillo (ver fotos)


La justicia determinó la mañana de hoy enviar a la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro con detención preventiva a Rodrigo Guachalla, el sujeto que disparó el sábado por la noche al policía Juan Apaza en la calle Comercio, cerca a plaza Murillo, luego de intentar robar un bolso a una librecambista. 

El hombre fue imputado por los delitos de robo agravado y tentativa de homicidio, luego de que, según informó la fiscal del caso, Mirtha Torrez, cerca a las 20:00 del sábado, el sujeto robó cerca de 20.000 dólares a una librecambista, lo que ocasionó la reacción del policía que corrió detrás de él, forcejearon y recibió cuatro impactos de bala.

Posteriormente a ello, el sindicado se dio a la fuga, pero al percatarse de los disparos dos subtenientes continuaron con la persecución del imputado, quien fue reducido en posesión del arma de fuego y un bolsón color café que contenía el dinero, explicó Torrez.

"El Ministerio Público (…) colectó los suficientes elementos de convicción que hacen presumir la participación del imputado en los dos delitos, por lo que solicitó la detención preventiva para llegar a la verdad histórica y material de los hechos”, señaló el Fiscal Departamental de La Paz, Edwin Blanco.

De acuerdo con la relación de los hechos que cursan en el cuaderno de investigación, la fiscal indicó que el imputado se encontraba en estado de ebriedad y al momento de ser conducido a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, tiró al suelo un estilete de color amarillo.

Para sustentar la teoría fáctica del hecho, la Fiscalía colectó una serie de indicios, entre ellos: la declaración testifical de la librecambista, quien manifestó que cuando esperaba la movilidad, el sindicado se le acercó con un arma de fuego con la cual la golpeó en la cabeza hasta tenderla en el suelo y arrebatarle la cartera con el dinero.

La medida cautelar de la detención preventiva se dio por el riesgo de fuga del individuo, que no acreditó una familia, trabajo y domicilio legalmente asentados en el país.

Además, el Ministerio Público evidenció los riesgos procesales basados en la actitud reticente del imputado, quien dio al menos seis nombres falsos, lo que hace constar que no se someterá al proceso y obstaculizará la averiguación de la verdad.