martes, 5 de julio de 2016

Tarija: Taxista fue apuñalado por cobrar su servicio


En Yacuiba El taxista Albino Segovia Vega, de 22 años, luego de llevar a tres personas hacia un centro de diversión nocturna, nunca esperó que le pagarían con dos puñaladas. Afortunadamente sus heridas no fueron profundas y se encuentra en proceso de recuperación. 

Según contó a los efectivos policiales que los visitaron en el Hospital Rubén Zelaya de esa ciudad, alrededor de las 22.00 del domingo, tres personas desconocidas le hicieron detener en una rotonda y le pidieron ser llevados a un local llamado “El Gato Negro”.

Una vez que llegaron al sitio, esas personas se negaron a cancelar el monto que Segovia les dijo, lo que derivó en una discusión y de manera sorpresiva uno de los sujetos sacó un cuchillo y le apuñalaron dos veces, causándole heridas en el tórax y luego se dieron a la fuga.

Maltrecho, el taxista encendió el motorizado y se dirigió al hospital por sus propios medios, donde recibió la atención médica pertinente. El médico forense Walter Flores le diagnosticó “heridas punzocortantes penetrantes superficiales”. Si bien la víctima se encuentra estable, los organismos policiales iniciaron la investigación para dar con los autores.

Otro caso

El mismo día, alrededor de las 23.45, en la avenida Delio Echazú, entre su similar La Gamoneda y calle Bautista del barrio Palmarcito de la ciudad de Tarija, sucedió una tentativa de robo agravado. Ebel José Chura Sullca transitaba por el lugar en dirección a su domicilio y fue interceptado por dos menores de edad.

Los chicos, que son primos, armados de cuchillos de cocina y piedras, atacaron de forma violenta a Chura con la intención de sustraerle el celular y la billetera y lograron causarle heridas en la frente, la boca y las manos. 

Pero, la oportuna aparición de unos amigos que circulaban en un vehículo, y que intervinieron en el hecho, lograron impedir que se cometa el atraco, además que aprehendieron a los chicos y los condujeron a las dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC). Ambos menores de edad fueron remitidos al Centro Oasis, donde guardan detención preventiva.