martes, 19 de abril de 2016

Sucre: Por robar cien bolivianos taxista arrastra quince metros a su pasajera


La madrugada del sábado 16 de abril a hrs. 03:45 aprox., en la Calle Urcullo, inmediaciones de Cotes, el conductor de un taxi escapó con Bs. 100.

El hecho ocurrió cuando K. P. N. de 24 años, le entrego un billete de Bs. 100 para cubrir el costo de la carrera, sin embargo, el taxista aprovechando un descuido puso en marcha su movilidad, la joven en el afán de pedir el vuelto y al ver que escapaba el chófer se abalanzo al auto, siendo arrastrada entre 10 a 15 metros, pese al esfuerzo por recuperar el dinero, el conductor logró escapar del lugar.

La víctima fue auxiliada por su novio y trasladada al Hospital Santa Bárbara, el diagnostico Policontusa, luego de permanecer en observación fue dada de alta.

CAUSAS

La principal causa para que hechos como éste ocurran es la falta de una normativa que controle no sólo en Sucre sino a nivel nacional el transporte urbano de pasajeros.

En un recorrido realizado por éste medio en la ciudad de Sucre se pudo evidenciar la total discrecionalidad que existe en el transporte urbano ya que cualquier persona que disponga de un vehículo, con solo comprar un adhesivo de taxi ya empieza a ejercer el oficio sin que exista registro alguno de la cantidad de taxis que trabajan en la ciudad y menos aún de la identidad de los conductores, siendo la única excepción los afiliados al sindicato Sucre que no superan las mil unidades por lo que no representan ni el diez por ciento del total de taxis que circulan en las calles de Sucre.

Las empresas de radiotaxis reciben a cualquier persona sin verificar mínimamente si ésta tiene antecedentes policiales, por el sólo hecho de que pague el flete de la señal para recibir carreras.

Ésta total falta de control crea el ambiente ideal para delincuentes camuflados como taxistas hagan de las suyas sin ser descubiertos.  

RECOMENDACIÓN

Para evitar hechos como éste desde el comando policial recomiendan que si va a abordar un taxi o un colectivo trate de llevar el monto del pasaje en cabal en moneda fraccionada, caso contrario pague la carrera y reclame el cambio antes de descender del vehículo.