miércoles, 20 de abril de 2016

Oruro: Madre deja a sus hijos en un alojamiento y se va de parranda


Durante casi 24 horas, una mujer dejó encerrados a sus hijos, una niña de siete y el otro de dos años, en el cuarto de un alojamiento, para que ella pueda ir a beber a una fiesta en la localidad de Huanuni. Los menores fueron rescatados por personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) y de la Defensoría de la Niñez del Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO).

De acuerdo al informe brindado desde la Dirección de Igualdad de Oportunidades (DIO) de la municipalidad, los menores habrían llegado desde la ciudad de La Paz, junto a su madre para pasar el fin de semana en Oruro. Mientras ellos estaban en la tierra del "Pagador", el esposo de la mujer se encontraba por otros temas en Santa Cruz.

La madre de los infantes, luego de alquilar el cuarto en un alojamiento de la ciudad, encerró a los menores en el mismo y salió del lugar, con rumbo a una fiesta en Huanuni. Esto habría sido aproximadamente a las 19:00 horas del domingo.

El hecho fue denunciado por una persona que se percató de que había niños encerrados en el cuarto, sin que nadie fuera por ellos en muchas horas. Personal de la Felcv se apersonó al lugar y verificó que efectivamente los menores habían sido dejados a su suerte.

Rescataron a los niños a las 14:30 horas del lunes y luego fueron llevados a dependencias policiales, lugar al que llegaron funcionarios de la Defensoría de la Niñez, dependiente de la DIO y los recogieron para llevarlos a un albergue temporal.

Gracias al celular que portaba una de los menores, pudieron tomar contacto con el padre de los niños, quien estaba en Santa Cruz. "Al saber que habían sido abandonados por la madre tomó el primer vuelo hacia La Paz y de ahí hacia Oruro, a las siete de la mañana (de ayer) se encontró con los niños", informó la funcionaria de la defensoría, Fabiola Gómez.

Algunas horas después, la madre también se hizo presente en las dependencias ediles, en estado de embriaguez, por lo que aún no se tiene claro cuál será el futuro de los menores, puesto que el padre podría iniciar una acción legal en contra de su esposa, por el abandono de sus niños.