jueves, 7 de abril de 2016

El Alto: Guardia de seguridad fue asaltado golpeado y acuchillado hasta perder un riñón


Lo asaltaron, lo acuchillaron y lo golpearon de tal manera que hicieron que pierda el riñón derecho. Bernardo Vargas Chura, cumplía su segundo día de trabajo como seguridad privada en una empresa y fue agredido por un grupo de delincuentes que intentaron robar en el edificio que resguardaba en El Alto.

Rosario Campero, directora del hospital Corazón de Jesús, explicó que el joven de 22 años llegó cerca a las 3.00 de esta madrugada a la sección de emergencia.

“Es un paciente que trabajaba como seguridad privada, los diagnósticos son Traumatismo Cráneo Encefálico (TEC), (golpe en la cabeza), trauma torácico cerrado (lesiones en el tórax), trauma renal derecho (lesiones en el riñón), policontuso, fractura de mano derecha y anemia clínica. Estaba muy descompensado y ha ingresado en emergencia”, explicó la médico.

La víctima ingresó cerca a las 4.00 a quirófano para ser sometido a una operación en la que se tuvo que extirpar el riñón derecho porque éste se encontraba muy dañado a raíz de los golpes y de las puñaladas que recibió, que además le provocaron una hemorragia masiva, explicó Campero.

“El paciente está ahora en Unidad de Terapia Intensiva en proceso de recuperación, está entubado a la espera de su recuperación para continuar con los demás tratamientos. Ha sufrido golpes muy profundos, su estado de salud es muy delicado”, acotó.

En tanto, la hermana y el cuñado del afectado reclamaron la poca seguridad con la que el joven trabajaba. Dijeron que un edificio tan grande como el que se debía resguardar, debería ser cuidado por más efectivos de seguridad privada y no por uno solo.

“Los ladrones le han pegado a mi hermano, mi hermanito ha perdido su riñón ¿Cómo van a mandar a mi hermano a cuidar solo un edificio tan grande? Es una empresa grande, que debería tener dos o tres jóvenes de seguridad”, dijo la hermana del agredido.

Julián Espinoza, cuñado de Vargas, dijo que según los testigos, al menos cuatro personas ingresaron a la empresa y agredieron a su hermano con el afán de entrar a robar, pero no pudieron lograr su objetivo por la alerta de los vecinos.

“El hecho creo que ha pasado a las 23.00, me han indicado que han entrado cuatro delincuentes y lo han golpeado. Mi cuñado por querer cuidar, por querer defender el edificio, se ha hecho golpear, es una injusticia. Además, la empresa debería ver que una sola persona no puede cuidar un edificio tan grande de una empresa tan importante”, aseveró.