sábado, 9 de abril de 2016

Cochabamba: Contres puñaladas joven dejó parapléjico a su padrastro


Aún sin poder comprender la conducta violenta de su hijastro, de 27 años y dedicado al oficio de la construcción, Víctor Hugo Santander fue ayer víctima de tres puñaladas que lo dejaron internado en el Complejo Hospitalario Viedma de la ciudad de Cochabamba.

Santander, de 52 años, cuenta que el jueves por la noche se encontraba durmiendo y de repente escuchó una discusión entre su hijastro y su pareja, esta última es una persona invidente.

"Su madre le estaba llamando la atención porque llegó demasiado tarde a la casa. A dónde nomás vas, le estaba diciendo. Yo ya estaba en la cama descansando y de repente sentí las puñaladas. Me caí al suelo y de ahí ya no me acuerdo", dijo Santander.

De acuerdo con el reporte de autoridades del Viedma, la víctima habría recibido dos puñaladas en el pecho y una en la columna vertebral.

La pareja de Víctor Hugo, y madre del agresor, no pudo hacer nada. Fueron los vecinos quienes lo trasladaron hasta el Hospital Viedma. “No sé qué le ha pasado a mi hijo. Es muy renegón, tal vez estaba molesto ese día y reaccionó así”, declaró la mujer, aunque confirmó que en algún momento pidió al agresor visitar a un médico especialista.

Santander confirmó que no es la primera vez que sufre este tipo de agresiones por parte de su hijastro. “No es la primera vez, ya una vez me rompió la cara. Es una persona muy violenta”.

El vocero del Hospital Viedma, Fernando Romano, explicó que después de que los médicos revisaran a la víctima ninguna de sus piernas respondían.

"Lamentablemente, la lesión fue muy agresiva y muy violenta que le ha causado a la víctima un trauma raquimedular en la región dorsal”.

“Por la violencia de la agresión, lamentablemente el paciente se encuentra parapléjico”, acotó.

Santander también presenta un hemotórax causado por la herida de arma blanca del hijastro.

Las autoridades policiales se encuentran buscando al agresor, aunque la madre confirmó que su hijo ya está en la ciudad de Oruro.

“Después de lo que ha sucedido, mi hijo se escapó. Después, ha llamado y dice que está enOruro con uno de sus hermanos que vive allá”.