martes, 22 de marzo de 2016

Cochabamba: Reclamó pensiones para su hija y casi la matan


Una mujer de 24 años permanece internada en una clínica particular de Cochabamba tras sufrir un brutal ataque feminicida del hombre con el que tuvo una hija y de su nueva pareja. Ellos le cortaron el cuello y la hirieron en el rostro, en medio de una discusión surgida por el reconocimiento y la asistencia familiar que debía darle el varón a la pequeña.

Todo sucedió a las 21:00 del domingo 13 de marzo, en la Feria de la Ambrosía, en Ana Rancho Toco, en el Valle Alto cochabambino. Rillma (nombre cambiado) acudió a la fiesta. Allí se encontró con su primo José y bailó con él, a unos cinco metros de su expareja Juan Carlos M.L. de 30 años y dos mujeres que lo acompañaban.

Después de las 20:00, Rillma le dijo a su primo que necesitaba ir al baño y como no habían casetas móviles, caminaría hasta un lote baldío cercano a la fiesta. José se quedó conversando con un amigo, pero se percató que Juan Carlos y sus acompañantes también habían salido de la fiesta. 

Otro testigo contó que vio a Rillma discutiendo con Juan Carlos y una mujer. Al pasar cerca de ellos, escuchó cuando Rillma le reclamaba asistencia para la hija que tenían en común y Juan Carlos le respondía que ella había tenido otras parejas y no tenía la certeza de que la niña fuera suya. Vanessa, la nueva pareja de Juan Carlos le gritó a Rillma: “Tienes que dejar a mi hombre, tu hija es una bastarda y él no tiene nada que ver con ella”. El testigo caminó unos pasos más hacia la fiesta, cuando escuchó unos gritos. Varias personas alertaban que le habían cortado el cuello a Rillma. La víctima corrió hacia la fiesta tratando de evitar la hemorragia. Logró llegar hasta su primo José y se desvaneció en su brazos.

La joven fue trasladada de inmediato al hospital de Cliza, pero por su gravedad fue internada en la clínica María de Los Ángeles de Cochabamba. Un médico forense le otorgó 30 días de impedimento por el momento. Cuando volvió en sí y su hermana le preguntó quién la había atacado, Rillma escribió el nombre de Carlos (como le decía a su expareja) en una hoja de papel. Según el testigo que vio la discusión, Vanessa C. O. de 27 años, es miembro de una pandilla. 

La pareja fue remitida a la Fiscalía y sometida a una audiencia cautelar el domingo 20 de marzo. Según el comandante del Valle Alto, coronel Alberto Antezana, fueron detenidos y ayer remitidos a la cárcel. La tentativa de feminicidio se sanciona con 20 años de cárcel.