jueves, 25 de febrero de 2016

Tarija: Por no usar casco, motociclista cae se rompe el cráneo y muere


Nicolás Almazán Quispe, de 18 años, nunca imaginó que encontraría la muerte entre la noche del martes y madrugada del miércoles, cuando transitaba en su moto por las calles del barrio San Bernardo. Sin darse cuenta, Nicolás colisionó con otra motocicleta y cayó de cabeza contra el pretil de la acera, con tan mala fortuna que se rompió el cráneo y falleció.

Según información brindada por el comandante de la Policía Departamental de Tarija, Juan Carlos Dalence Herrera, alrededor de las 23.50 del martes Almazán chocó con otra motocicleta en la intersección de la Avenida Néstor Paz y la calle Mario Olaguivel de la zona mencionada.

“Presumiblemente se encontraba bajo influencia alcohólica este conductor y razón por la cual circulaba con exceso de velocidad, sin precaución, también complotó el piso mojado a causa de la lluvia, y al haber colisionado con otro vehículo ha perdido la vida”, contó la autoridad policial.

El caso fue atendido de manera inmediata por la Unidad de Bomberos y luego del levantamiento del cadáver el cuerpo fue trasladado a la morgue del Hospital Regional San Juan de Dios.

Horas antes, a las 22.17 aproximadamente, la misma Unidad auxilió a un adolescente de 15 años que había ingerido un veneno para ratones, posteriormente el caso pasó a manos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) y fue derivado a la sección varones del mismo hospital.

Otros hechos

Por otra parte, la comandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Marcela Vargas, reportó que el martes recibieron nueve denuncias, una sobre agresión sexual y las restantes referidas a violencia familiar con dos detenidos.

El caso más grave es el de una adolescente de 14 años que sufrió durante cinco años las agresiones sexuales de su padrastro. La denuncia fue interpuesta por la dirección de su unidad educativa al observarse un cambio de conducta en la muchacha y luego de conversar con ella, se supo lo que sucedía en su domicilio.

“La Defensoría de la Niñez y Adolescencia tomó acciones inmediatamente se y se abrió el caso correspondiente, se tramitó un mandamiento de apremio -por la sospecha de que la persona podría huir- y que fue ejecutado de forma inmediata por la FLCV y al momento guarda detención en estas dependencias”, apuntó Vargas.

Un segunda aprehensión fue a causa de que un sujeto fue sorprendido por su esposa en compañía de otra mujer y en una situación comprometida, lo que originó el reclamo de la conyugue, lo que le valió recibir varias agresiones físicas y verbales, pidió auxilio y la Policía detuvo al varón.