sábado, 20 de febrero de 2016

Cochabamba: Mujer fue violada y asesinada con una pala por miembros de la pandilla UJS

La autopsia practicada a los restos de Eulalia Catorceno Maldonado (63), la mujer que fue hallada muerta y enterrada en el patio de la casa donde vivía sola, en Tajra, Sipe Sipe, confirmó que la víctima fue violada y golpeada con una pala hasta la muerte.

Pese al vejamen sexual, que es un dato importante para investigar y tipificar este delito como un feminicidio, las autoridades de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Quillacollo (FELCC) indagan el caso como un asesinato, por el momento. Impactada y adolorida, Pamela, la hija de la víctima, contó que existen seis sospechosos, todos integrantes de la pandilla Unión Juvenil de Suticollo (UJS). 

Eulalia Catorceno vivía sola en Tajra, en una casita en la que atendía una tienda de barrio. Era muy querida por todos los lugareños. “Por eso, desde el principio pensé que tuvo que ser gente de afuera”, comenta. Los delincuentes entraron por la ventana de la casa. Atacaron a Eulalia golpeándola con una pala en la cabeza. “Fueron salvajes con mi madre, hallamos sus cabellos y sangre en la pala. La violaron y golpearon hasta matarla. Quisieron deshacerse del cadáver e intentaron despedazarla cortándole un brazo y el cuello, pero no pudieron y le prendieron fuego. El cuerpo chamuscado lo enterraron en el patio”, describió llorando. Los criminales se llevaron dos cajas de bebidas alcohólicas, una de ron y otra de singani y el dinero que llevaba en su mandil, pero dejaron los equipos electrónicos. “Pido justicia”, clamó Pamela. 

El comandante de la Policía de Quillacollo, Gualberto Díaz, dijo que hallaron varios productos de la tienda de Eulalia en casa de los pandilleros Wilson G. de 26 años, dos jóvenes de 19 y dos adolescentes de 17 y 18 años, que admitieron los delitos.