sábado, 23 de enero de 2016

Tarija: Canes atacan a un cargador y le arrancan piel de su pierna


Alrededor de las 08:00 en el barrio Las Pascuas a cercanías del mercado de Abasto, un hombre quien trabaja como cargador, se sentó a descansar en un lugar donde luego fue atacado por varios canes, quienes le provocaron lesiones en todo su cuerpo,  además de arrancar la piel de una de sus piernas. Luego de minutos los Bomberos de la Policía Boliviana junto a los vecinos del lugar apaciguaron a los perros y además auxiliaron al herido hacia el hospital San Juan de Dios.

De acuerdo a los datos preliminares dados por fuentes policiales, se conoció que al promediar de las 08:15 en una ambulancia de los Bomberos de la Policía Boliviana  llegó al lugar donde el lesionado de unos 35 años aproximadamente, se encontraba con una grave lesión en la pierna derecha, ya que uno de los canes le arrancó la piel y por ello de inmediato fue trasladado de emergencia hacia el hospital.

“Un hombre ha llegado herido, no dice nada de momento, esta como inconsciente, no sabemos todavía de sus familiares,  y ningún dato personal. De momento  fue atendido por un médico en la sala de emergencia, y ahora se encuentra recuperándose en la sala de observaciones”, refería un policía.

Más tarde el lesionado, habló y relato lo sucedido; “Estaba yo tranquilo ahí sentado, porque había llevado una carga de verduras al mercado, y como estaba un poco agotado, me senté en unas graditas que había en la puerta de afuera de una casa, de ahí dos perros han salido de dos casas diferentes y han empezado a pelear delante de mí”, relató.

El herido, contó paso a paso lo sucedido, luego afirmó que ese momento cuatro perros, más se acercaron a la pelea de los canes,  y entre todos empezaron a morderse, fue en un momento donde dos de ellos se le acercaron y le agarraron la pierna, lo que recuerda es que fue un perro de color café quien no quiso soltarlo hasta llegarle a arrancar el pantalón con un pedazo de su piel.

Minutos después salieron sus propietarios, quienes trataron de apartar a los canes, que en ese momento se mataban a mordiscos,  pero fue difícil, por lo que llegaron más quienes coadyuvaron y lograron detenerlos.

“Estoy muy preocupado, porque ahora mira, cuando tiempo voy a estar así y yo tengo que llegar cada día el pan a mi casa, y no sé qué voy hacer, ojala vengan los dueños y me ayuden en mi recuperación”, indicó.