viernes, 15 de enero de 2016

Sucre: Muerte de joven apuñalado deja a una familia destrozada


Una familia quedó destrozada por la muerte del hijo mayor. Sandro Torres, de ocupación albañil, era el apoyo económico para sus dos hermanos menores y su madre. Ya no podrá seguir ayudando porque la madrugada del miércoles unos desconocidos lo agredieron brutalmente hasta matarlo. El caso aún no fue esclarecido por la Policía.

La historia de Sandro es como la de muchas familias migrantes que llegaron a habitar las zonas altas de Sucre. Sandro Torres, de 24 años, luego de terminar sus estudios de secundaría se dedicó a trabajar para ayudar económicamente a su madre y sus dos hermanos menores.

La familia es migrante de La Paz, radican muchos años en la Capital. Así contó a CORREO DEL SUR el padrastro de Sandro, Juan Carlos Paco.
“Sandro desde niño fue un niño bueno, estudioso y siempre querendón de su familia”, describió Paco.

Sandro, luego de culminar sus estudios, se dedicó a trabajar como taxista por varios años y con el fin de apoyar a su familia, sobre todo en la manutención de sus dos hermanos menores y su madre.

A finales de 2015 ingresó a trabajar como peón en la construcción en la Facultad de Derecho de la Universidad San Francisco Xavier y después de ir a festejar con sus compañeros de laburo y consumir bebidas alcohólicas, perdió la vida, la madrugada del miércoles 13 de enero, cuando fue encontrado muerto en la calzada de la calle Manuel Vilar esquina Monseñor Santillán.

VELORIO

El examen médico forense confirmó que la muerte de Sandro fue por shock hipovolémico provocado por seis puñaladas en el tórax.

La investigación de la muerte fue calificada provisionalmente como homicidio.

El cuerpo de Sandro es velado desde ayer en el restaurante Capoazú en el barrio 25 de Mayo, en la zona de Lajastambo. Hoy, a las 10:00 sus restos serán enterrados.

LA INVESTIGACIÓN

La Policía sigue movilizada para dar con los supuestos agresores de Sandro.

En la investigación se reveló que después de consumir bebidas alcohólicas entre los cuatro amigos, tres se fueron al domicilio de uno de ellos, ubicado en la calle Manuel Vilar, pero supuestamente Sandro se retiró del lugar para ir a su domicilio. La madrugada del miércoles apareció muerto.