sábado, 23 de enero de 2016

Cochabamba: El hampa gobernó la cárcel y El Tancara creo un régimen de terror


El hampa gobernó la cárcel de máxima seguridad de El Abra siete años (2008-2014)  y puso en riesgo la seguridad del sistema carcelario del departamento, alertó el fiscal Rubén Arciénega.


La afirmación coincide con las declaraciones de los 18 reos que comparecieron como testigos de cargo en el juicio contra seis exautoridades por corrupción en el Tribunal de Sentencia de Sacaba

 Édgar Ariel Tancara alias El Tancara, a quién la mafia encumbró, utilizando la  extorsión y la tortura,  implantó  un régimen de terror en la cárcel, testificaron los presos

 La posesión de facto del recinto carcelario que hizo la mafia, también fue reconocido por Arciénega. “Tuvo esos matices”, afirmó

Más elocuente declaró que “estuvo en riesgo la seguridad del sistema penitenciario regional, esa es la realidad”

El temible exdelegado consiguió de esta manera,  que centenares de presidiarios, entre los cuales habían chilenos, colombianos y peruanos, le rindan pleitesía, indicaron los presos

El “Tío” así también llamado el exdelegado en señal de respeto y miedo, idolatraba el dinero. Jamás toleró una contraorden, y la palabra ¡no!, era sinónimo de muerte, relató el reo Víctor Hugo Ledezma, preso hace siete años por robo agravado

El policía Gregorio Condo, que tenía la responsabilidad de manejar las llaves del penal, reveló que El Tancara “implantó un régimen de terror”

Más incisivo dijo que  “si no hubiera habido esa disciplina, el penal habría estado en riesgo”. 
La revelación no hizo otra cosa que poner, en tela de juicio, la seguridad interna del recinto carcelario debido a que la delincuencia organizada tomó sigilosamente la cárcel, en complicidad con algunas autoridades de la Policía y de Régimen Penitenciario

“¿Qué podíamos haber hecho un poco más de 30 policías para detener, por ejemplo, una fuga de presos?” se preguntó Condo. 
La Fiscalía acusa a este suboficial por los delitos de concusión, incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo y asociación delictuosa

Otras cinco exautoridades la exjueza de Ejecución Penal Yolanda Ramírez, el exgobernador de la cárcel, Yuri Duk, el exdirector de Régimen Penitenciario, Dennis Mejía, la exfuncionaria de Régimen Wendy Tejerina, y el oficial de Policía Richard Emerson Gutiérrez, también están en el banquillo de acusados por los mismos delitos

MAFIA El hampa está conformada por maleantes que, unidos en  sociedad, cometen robos y otros delitos

Organizados en torno a un líder, los miembros del clan utilizan, además, un lenguaje particular

Lo que hizo El Tancara, fue precisamente eso. 
Armó una estructura delincuencial que tenía sus propios códigos y lenguajes en el penal

Cuando preparaba una fiesta privada hacía referencia al término alegría para  traficar bebidas alcohólicas al interior del recinto carcelario. Si había necesidad de usar drogas hablaba de brecos, señalaron los reos Líder Castro y Alejandro Rojas, también testigos de cargo en el juicio

“Estaba innovando un sistema criminal como nunca antes había sido descubierto en las cárceles del Estado, en complicidad con autoridades”, afirmó el reo Jorge  Camacho, otro de los testigos de cargo en el juicio

 Condo relató que visitaban a “El Don”, así también llamado El Tancara,  “maleantes y damas de compañía de mala reputación.

Apuntes.


Empresa
Escudado en una perfecta complicidad institucional con quienes manejaban el penal, Édgar Ariel Tancara alias El Tancara puso en marcha una sociedad secreta del crimen organizado sobre la base de una dirección empresarial


Producción
El exdelegado planificó y coordinó actividades bajo un control estricto de resultados. 
Manejó jerarquía, logró unidad de mando, dividió el trabajo, y alentó productividad, en la cárcel con ayuda de más de 500 reos. 

Talleres
En los talleres de carpintería, cerrajería y artesanía del penal, generó riqueza ilícita aprovechando la mano de obra barata que tenía a su alcance

“Éramos esclavos”, afirmó el recluso Miguel Quispe Flores, en un relato dramático que hizo a los jueces sobre el calvario que vivió


Esclavos
“Una vez, el Tío, ordenó cerrar con candado el taller de carpintería para que los presos puedan terminar de construir muebles para autoridades de Régimen Penitenciario. Estuvieron encerrados por una semana, sin comer”, contó en medio de lágrimas a los jueces del tribunal

Quispe, levantó el dedo acusador contra el teniente de policía, Emerson Gutiérrez, a quién la Fiscalía procesa también por actos de corrupción en El Abra

“Un día los dos lugartenientes de El Tancara, El Beto (Humberto Gonzales)  y El Pilas (Gustavo Tovar) visitaron el taller de carpintería y nos dieron instrucción para que terminemos en un plazo de 20 minutos un bate de beisbol para el teniente Gutiérrez. De miedo, tuvimos que obedecer y personalmente fui a la oficina de El Tancara  y entregue el pedido, en el tiempo fijado. El bate tenía de inscripción el nombre del oficial”, contó Quispe