jueves, 24 de diciembre de 2015

Sucre: No hay informe final sobre el incidente de BOA. AASANA Y DGAC se mantienen en silencio


La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) mantuvieron el silencio y no revelaron el informe técnico sobre el descarrilamiento de la nave de BOA.

Ayer la comisión técnica que llegó a Sucre de la DGAC debió emitir un informe final sobre las causas reales del incidente sucedido el martes por la mañana, cuando la aeronave CP 2552 Boeing 737-300 de la empresa estatal BOA derrapó unos 30 metros fuera de la franja de aterrizaje.

En una consulta que realizó este medio escrito, los responsables de la Jefatura de Aeropuertos y de la DGAC señalaron que no tienen el informe y que el Ministerio de Obras Públicas, como instancia nacional, debe emitir el mismo.

Lo mismo pasó con los encargados de BOA que no fueron hallados en sus oficinas, menos por teléfono; los funcionarios manifestaron que el Gerente Regional estaba en una reunión y desconocían si había un informe final del incidente.

El día del incidente, la Gerencia de BOA emitió un comunicado que decía que se “presentó un percance al concluir el aterrizaje durante el viraje para ir a posición final de estacionamiento, provocando que se salga de la pista a velocidad controlada”.

Se prevé que el informe final del incidente sea revelado hoy en La Paz, en las oficinas de la DGAC y después será trasmitido a los medios de comunicación.

EL INCIDENTE

El martes, al promediar las 9:47, el avión de BOA aterrizó en la franja de aterrizaje del aeropuerto Juana Azurduy de Padilla, al parecer, más adelante de lo habitual, por lo que derrapó de la pista unos 30 metros quedando de costado, con la goma reventada del tren delantero.