martes, 22 de diciembre de 2015

Sucre: Aeronave de BOA se despista en el aeropuerto Juana Azurduy (NOTA ACTUALIZADA)


El derrape de un avión de BoA en el aeropuerto Juana Azurduy de Padilla de Sucre causó zozobra esta mañana, luego de un brusco aterrizaje de la aeronave. Los 129 pasajeros se encuentran bien según reportes preliminares.

Tanto pasajeros como familiares observaron, a través de medios radiales, que no hubo una adecuada evacuación de los usuarios.

Según un testimonio, se sintió un brusco movimiento al aterrizar ya que le habría “faltado pista” al avión que por dentro se llenó de un fuerte olor a llanta quemada.

De acuerdo con los vecinos de la zona, entrevistados por Radio Global, una de las llantas “habría reventado”. A más de dos horas del hecho y pese a los reiterados intentos de este medio de comunicación, el personal de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) no informó oficialmente sobre lo acontecido, ni siquiera de manera preliminar, aunque una de las funcionarias del aeropuerto de la Capital, sí ratificó que se determinó el cierre de la terminal aérea hasta el mediodía de hoy, aunque los trabajos continuaban pasando las 13:00.

Mientras el avión no sea trasladado a la zona de estacionamiento, las operaciones permanecerán suspendidas, reportaron extraoficialmente funcionarios del aeropuerto.

Un comunicado emitido por Boliviana de Aviación (BoA) da cuenta que el avión salió de la pista de aterrizaje a "velocidad controlada".

"La aeronave con matrícula CP 2552 Boeing 737-300 que realizaba el vuelo OB580 en el tramo Santa Cruz-Sucre, a las 10:15, aproximadamente, presentó un percance al concluir el aterrizaje durante el viraje para ir a posición final de estacionamiento, provocando que se salga de la pista a velocidad controlada", indica el comunicado emitido a mediodía por la aerolínea.

El avión llevaba a bordo a 129 pasajeros y seis tripulantes, quienes desembarcaron con normalidad de acuerdo con los procedimientos de seguridad establecidos, sin tener ningún tipo de daños personales ni materiales.