domingo, 13 de diciembre de 2015

Santa Cruz: Triple colisión deja tres muertos y 5 heridos


Ayer, los familiares de Bernard B. (66 años), Enna (65) y L.B (5, nieto) confrontaron la muerte catastróficamente. Sucedió a 300 metros del cuarto anillo sobre la avenida Cristo Redentor, una vía donde la fatalidad está a centímetros de los transeúntes.

Al promediar las 13:45, una vagoneta Dodge Nitro color naranja con placa 2379 LSY conducida por Luciano A. (17) se dirigía con un grupo de personas desde Warnes a Santa Cruz con supuesto exceso de velocidad, según tres testigos que presenciaron el hecho.

De pronto, otra vagoneta Nissan Pathfinder color gris, con placa 3759 SRS conducida por Bernard, salía de un garaje -cerca de una entidad financiera- y en ese momento recibió el choque de la vagoneta Dodge, arrastrando el motorizado hasta un pórtico de señalización vial e impactando a otro vehículo Toyota Rav 4, perteneciente a Herlan M.C., funcionario de uno de los bancos en la zona.

En ese instante, guardias de seguridad y transeúntes auxiliaron a las víctima y lograron sacar los cuerpos de dos víctimas por la puerta izquierda detrás del conductor del motorizado gris. 
Un hombre herido, presuntamente el progenitor del menor, se abatió al ver al infante y entre lágrimas lo alzó en sus brazos conmovido por la situación. 

En el vehículo naranja estaba a la vista un cepillo dental, una entrada de un festival que organizó una empresa telefónica y una bolsa de refresco. En la vagoneta, donde iban las víctimas, ocupaba los asientos la bolsa blanca del aire de seguridad, vidrios granulados por el impacto y algunas hojas de papel.

De acuerdo con el boletín informativo de la dirección departamental de Tránsito, ambos conductores no portaban licencia y entre los heridos figuran cinco personas. De estos, cuatro fueron trasladados a la clínica Kamiya: dos mayores y dos menores. 

Según el reporte preliminar de uno de los médicos de turno, una de las víctimas falleció al llegar al centro. Armando Morales, pediatra de una menor de siete años internada en esta clínica, aseveró, la tarde de ayer, que su paciente tenía algunos golpes y contusiones en la cabeza, permanecía en estado de inconsciencia, pero que mostraba mejoría.

Testigos y familiares en la clínica indicaron que dos de los jóvenes que iban en la vagoneta naranja - la que impactó- son parte de la promoción de un colegio privado y las tres víctimas son familiares de ascendencia alemana.