jueves, 17 de diciembre de 2015

Santa Cruz: Detención preventiva para mozalbete responsable de triple colisión con muerte


En una audiencia de medidas cautelares que se prolongó ayer por tres horas en el Juzgado Segundo de Partido de la Niñez y Adolescencia, la magistrada Shirley Becerra dispuso la detención preventiva del joven de 17 años, L.A.A., en el reclusorio para infractores Techo Pinardi, dentro del proceso que el Ministerio Público le abrió por provocar la muerte de tres personas, miembros de una familia, en un accidente de tránsito ocurrido el sábado en la avenida Cristo Redentor.

La argumentación de la fiscal Gloria Trigo y los alegatos de los abogados de ambas partes se dieron en el juzgado de Becerra a puerta cerrada para los medios de prensa, pero trascendió que el muchacho, quien llegó con la cara cubierta y fue retirado de la misma forma del Palacio de Justicia en una silla de ruedas, pidió disculpas por el luto causado a la familia de las víctimas, que llegaban a Santa Cruz desde el exterior a pasar las fiestas de fin de año con sus seres queridos.

Se respeta el fallo

Arturo Vargas, abogado del infractor, manifestó que la defensa se allanó al pedido de la fiscal y a la decisión de la jueza ante el hecho innegable registrado por una cámara de seguridad, en el que se ve la vagoneta Nitro, guiada por el adolescente, circular a gran velocidad y desviarse bruscamente hasta golpear a la Nissan Pathfinder en la que fallecieron Bernhard Otto Braun (67), Ana Sofía Busch de Braun (70) y Luca Braun Salek (5).

Alfonso Siles, subjefe de Tránsito, basado en las imágenes del video, dijo que hubo exceso de velocidad e impericia conductiva del joven en un tramo de la avenida regulado para 50 km/h.

El jurista Vargas señaló que dentro del plazo legal solicitará un procedimiento abreviado para su cliente con una condena pactada entre las partes. La pena privativa de libertad para el delito de homicidio en accidente de tránsito es de uno a tres años.

Fabio Joffré, asesor legal de los familiares de los fallecidos, reveló que en la audiencia un tío del niño Luca, con la foto del pequeño en una mano, conmocionó a los oyentes al pedir un castigo ejemplar para el autor de la desgracia que le tocó vivir a su familia.

María René Canedo, directora del colegio Cambridge, donde estudia el adolescente procesado, dio fe de que ese día el chico salió como las 13:35 del recinto, luego de dar un examen para optar en 2016 a una beca en Inglaterra. Indicó que el muchacho siempre tuvo buen comportamiento.