viernes, 18 de diciembre de 2015

Cochabamba: Fiscalía acusa de doble asesinato a Omar y Alejandra y pide 30 años de cárcel


Terminaron las investigaciones en el caso del doble crimen de las hermanas Adriázola y la Fiscalía ya presentó al Tribunal de Sentencia 6 la acusación formal en contra del hermano menor de las víctimas, Omar A.B., de 21 años, y la enamorada de éste, Alejandra S.B., de 20. 

La fiscal que dirigió las pesquisas y fundamentó la acusación solicitó 30 años de cárcel, sin derecho a indulto, para la pareja por el delito de asesinato. La acusación particular y la defensa de Omar y Alejandra tienen hasta el próximo 30 de diciembre para presentar sus argumentos, las pruebas de cargo y descargo ante el Tribunal. Después del 30 de diciembre, el Ministerio Público solicitará que se fije fecha de juicio oral.

La madrugada del 14 de mayo, en una vivienda de Villa Busch, al oeste de la ciudad, dos hermanas fueron asesinadas. Gloria Adriázola de 23 años, campeona nacional de taekwondo, había sido golpeada y apuñalada 20 veces. La hermana mayor y bioquímica, Peggy de 32 años, sufría de una discapacidad que le impedía moverse bien. Fue herida con nueve puñaladas y finalmente degollada. 

El hermano menor de ambas, Omar, de 21 años, habría dopado a sus padres y a su hermana Gloria para que no opusieran resistencia al ser atacados. Peggy no fue sedada porque su discapacidad la hacía vulnerable. 

El padre de los tres hermanos, maestro taekwondista, sufrió una arritmia por los sedantes y la madre, que apenas había bebido un sorbo del té porque despertó tarde, pidió llevarlo al hospital de la Caja Nacional de Salud, donde quedó internado. Gloria y Omar volvieron a casa dejando a su madre en el hospital. Al entrar al hogar, Omar atacó a su hermana con ayuda de Alejandra. Pese a que Gloria ya estaba adormilada por los sedantes intentó defenderse y le arrancó cabellos a Alejandra. Omar, también taekwondista, la redujo fracturándole la nariz de una patada. Luego, la habrían apuñalado. Peggy fue asesinada mientras veía televisión en la sala.

La fiscal del caso, Ana Balderrama, explicó que calificó el delito como asesinato, y no como feminicidio, porque en estos casos hubo planificación, premeditación. Un feminicidio es resultado de una violencia sistemática no planeada. 

Balderrama reveló que los cabellos hallados en una mano de Gloria le pertenecen a Alejandra y que la sangre encontrada en los tenis de Omar, es de sus víctimas. “No es solo eso, la planimetría, la reconstrucción misma y otras pruebas biológicas y científicas, implican a los dos como autores intelectuales y materiales del doble crimen”, señaló. 

Descartado

La Fiscalía descartó la participación de la madre de las víctimas en el doble crimen, por las pruebas, horarios, extractos y otros.