viernes, 27 de noviembre de 2015

Cochabamba: Obrero muere sepultado al hacer trabajo de alcantarillado


Pedro Canaviri tenía 42 años y una familia por la que trabajaba sin descanso en el rubro de las construcciones, reparaciones y obras de alcantarillado. Sin embargo, la falta de seguridad industrial y laboral en este tipo de trabajo, una vez más, cobró la vida de un esposo y padre.

El siniestro ocurrió a las 11 de la mañana de ayer en la calle Francisco Pizarro y parque Excombatientes, al oeste de la ciudad. 

Pedro Canaviri y un ayudante trabajaban en la renovación de unas obras de alcantarillado y habían excavado al menos dos metros de profundidad en una zanja, cuando la tierra de las paredes cedió y enterró a Pedro Canaviri y semienterró al ayudante.

Los vecinos llamaron a Bomberos que llegaron de inmediato y ayudaron a rescatar, primero al ayudante que tenían tierra hasta la cintura. 

Los rescatistas lograron encontrar a Pedro Canaviri, pero éste ya estaba sin vida.

Los bomberos observaron que la obra se ejecutaba sin la seguridad necesaria. Explicaron que debían apuntalar las paredes de la zanja para evitar que el terreno cediese, pero no lo hicieron. 

Los restos de Canaviri fueron trasladados hasta la morgue del hospital Viedma. En los últimos dos años, al menos 15 albañiles y obreros perdieron la vida debido a la falta de seguridad industrial. En algunos casos, los dueños de las empresas, viviendas o constructoras se encargaron de cubrir los costos de velorio y entierro de las víctimas, pero hasta la fecha no se sabe de sanciones a los propietarios que no brindan la seguridad básica a sus trabajadores.

Las familias de las víctimas quedan desoladas y no tienen a quién acudir para reclamar sus derechos.

Sin control

Ninguna instancia supervisa que las obras ofrezcan la seguridad industrial y laboral necesaria a los trabajadores.